Nos subimos en nuestro particular DeLorean y viajamos al año 1988 para disfrutar de los grandiosos discos que nos dieron las inspiradas bandas de nuestra música metálica y rockera.

Esperamos que disfrutéis con esta primera parte del monográfico y que os haga levantaros del sofá al ritmo de las baterías mas vacilonas y las guitarras mas afiladas!!!