Nos encontramos con Bongo, uno de los componentes de NECROPHILIAC, banda legendaria y que podemos decir, sin miedo a arriesgarnos, un pilar del movimiento Únder del Metal Extremo español.  La charla gira en torno a la precisión de un sonido primigenio y alejado de los cánones del Mainstreem y del próximo concierto donde, junto a Seed of Khaos y Krypticy, el 13 de mayo en la Sala X de Sevilla, presentarán su trabajo de 2020 No living man is innocent que será grabado en formato vídeo con un despliegue técnico de alta calidad.

 


SM - ¿Cómo es mirar hacia los primeros conciertos, con una Escuela Death que estaba comenzando a hacer pie, e intentar perfilar esa experiencia con un bolo que lleva mucha producción? (El concierto será grabado para un DVD)

Necrophiliac - Volviendo la vista atrás y rememorando cómo era la escena en aquellos años, la diferencia es abismal. En los conciertos que hacíamos en el 89-90
usábamos el rudimentario equipamiento que teníamos en el local de ensayo, bastante modesto en la mayoría de los casos, los garitos a veces sólo te ofrecían un espacio para tocar y si tenían algún equipo de sonido era muy básico. Ahora cualquier sala cuenta con medios que te permiten realizar un directo mucho más profesional. En parte se ha perdido ese rollo “underground” de entonces, pero puedes tocar mucho más a gusto y que la gente disfrute de un sonido mucho más definido. Una buena programación de
luces es algo que ahora consideramos fundamental para nuestros directos, entonces era un recurso con el que difícilmente podíamos contar.


SM - "No living man..." por fin en directo en casa, con una banda muy joven (Seed of khaos) y otra que ya tiene una reputación importante (kripticy) ha evolucionado/sobrevivido bastante bien la escena para tantos palos (pandemia, autotune,Rosalía) ¿Cómo se sobrevive tanto tiempo en un
ambiente hostil para el Metal?

Necrophiliac -Creo que nosotros estamos acostumbrados a movernos en ese ambiente “hostil”, ya lo hacíamos hace casi 30 años cuando éramos una “rara avis” en los propios ambientes metaleros; ahora que el Death Metal ha adquirido más popularidad creo que aún nos mantenemos en una corriente un poco marginal, en parte por nuestras cada vez más esporádicas apariciones y nuestro peculiar estilo “añejo”, un poco distanciado de la “brutalidad” imperante. Actualmente hay muchas bandas jóvenes (como los propios Krypticy o Seed Of Khaos) que están empujando con mucha fuerza, ganas y nuevas propuestas y eso es muy beneficioso para la escena en general. Creo que incluso puede ser muy positivo de cara a favorecer cierta retroalimentación entre las diferentes formas de entender el Death Metal. 


SM - Esta pregunta venía a colación que, entrevistando a otras bandas más jóvenes, preguntando por influencias, muchas han nombrado a Necrophiliac como una referencia necesaria para el Metal, ¿Cómo sienten estar en el mismo camino que al principio pero sin repetirse?

Necrophiliac - Hay mucha gente que nos ha comentado en alguna ocasión que cuando ellos empezaron a oír música extrema escuchaban nuestras demos, eso es genial,
pero no creo que musicalmente hayamos supuesto una influencia para nadie. El único ejemplo que podríamos suponer para otros quizá sea la perseverancia durante tantos años tratando de ser fieles a nuestros orígenes (por otra parte no creo que supiéramos hacer otra cosa distinta). Ahora en esta nueva etapa creemos que hay muchas influencias con las que podríamos experimentar sin perder nuestro estilo de Death Metal más tradicional, así que no creo que sea complicado evitar repetir patrones y
esquemas, aún a riesgo de que te tachen de “traicionar” un supuesto legado. Personalmente creo que el Death Metal es un estilo que te permite incorporar
influencias de fuentes muy diversas logrando que el resultado final tenga una gran coherencia, por tanto ¿qué sentido tiene repetir la misma fórmula?

 

SM - En otra entrevista me habían comentado el largo trabajo en la búsqueda de un sonido clásico del grupo pero aprovechando las nuevas
tecnologías, en retrospectiva ¿costó encontrar el sonido para el directo? 

Necrophiliac - En efecto, Ery y Miguel estuvieron meses probando diferentes combinaciones de sonidos, amplificación, distorsiones, etc, tratando de adecuar el sonido que
íbamos a usar al que puedes oir en el local de ensayo o en vivo. De esta forma el directo es muy fiel a lo que puedes escuchar en el disco. Una de nuestras premisas consiste en no incorporar nada que no podamos interpretar posteriormente en directo (guitarras dobladas, juegos de melodías, voces, etc). Es cierto que trabajando en estudio puedes conseguir gran complejidad en la instrumentación, pero para nosotros es muy importante que después en directo el sonido sea lo más fiel posible al disco. Creo que en el directo del 13 de Mayo en la Sala X lo podréis comprobar, prácticamente no hay diferencia en cuanto a sonido y ejecución con respecto a lo que puedes
escuchar en “No Living Man is Innocent”.


SM - "No living man is Innocent" se mantiene fiel al Old School, pero denota evolución también de otros estilos, ¿cómo llevan la madurez como
músicos viendo hacia aquellos años más analógicos?

Necrophiliac - Creo que en el apartado musical tanto Ery como Miguel han aportado más madurez en sus respectivas composiciones: melodías, riffs, transiciones, arreglos, etc. Han pasado bastantes años y ahora lógicamente cuentan con una mayor experiencia (a pesar de los años transcurridos en que la banda estuvo parada). Antes todo era más impulsivo, siempre había que ser más oscuro, más rápido y más corrosivo. Ahora nos importa mucho más recrear esa oscuridad a través de melodías y arreglos que crean cierta atmósfera “incómoda”, creo que esto forma parte de nuestro sello particular. Como te decía creo que no sabríamos hacerlo de otra forma, para bien o para mal.
Todos conservamos los mismos gustos e influencias de los 90, quizá ahora es cuando tenemos la oportunidad de trabajar más seriamente las composiciones, espero que en posteriores trabajos se pueda apreciar esta evolución.


SM -  “Todo Fluye” de Vasili Grossman (escritor y periodista ruso que cubrió las crónicas de la batalla de Stalingrado). Grossman sentencia al final de
un capítulo: “No hay inocentes entre los vivos, todos son culpables: tú, el acusado, tú, el fiscal, y yo, que estoy pensando en el acusado, en el fiscal y en el juez”. De este fragmento nació la idea, global, del disco. ¿Cómo se sienten al ver que esto sigue vigente?

Necrophiliac - Grossman responsabiliza en su novela al estado y sus mandatarios por la persecución y la aniquilación del individuo con la participación de otros muchos actores: delatores, ejecutores, torturadores, incluso aquellos que actúan como meros espectadores (el propio lector). Esto podría extrapolarse a muchas de las tragedias y masacres acaecidas durante la historia reciente, donde no sólo cabe responsabilizar a los ideólogos, también a los delatores, ejecutores y aquellos que presenciaron los hechos sin tomar partido ni tratar de evitarlos en modo alguno. Los textos y la idea general para “No Living Man is Innocent” se crearon durante 2018, 2019 y parte del 2020, hasta la propia salida del disco. Curiosamente varios de los temas incluidos en el disco están basados en tragedias recientes (el desastre de Chernobyl en “Inhabitants of
the red forest”) y matanzas a gran escala (Babi Yar en “No living man is innocent” o las hambrunas del Holodomor en “When mother ate son”) que han
tenido lugar en Ucrania. Hablamos de 2020, aún quedaban un par de años para que se produjera la infame invasión de Ucrania por parte de Rusia. No imaginábamos en absoluto que este país dos años después se convertiría en actualidad aunque quizá era sólo cuestión de tiempo; recuerdo que algún autor ya mencionaba en una obra sobre atrocidades cometidas en un contexto bélico el llamado “avispero ucraniano”. El disco apareció en 2020 y es ahora cuando su línea argumental creo que ha adquirido cierta relevancia por la denuncia de los terribles hechos que llevan sucediendo en esa región ante la pasividad general del resto de naciones.


SM - Para los lectoras de SevillaMetal: unas palabras de qué se encontrarán el 13 de mayo en Sala X.

Necrophiliac - Creo que la selección del repertorio de temas para el 13 de Mayo es muy adecuada, tanto para aquellos que aún no hayan escuchado el disco como para aquellos que ya lo conocen. El parón del confinamiento quizá restó visibilidad a este trabajo pero como ha ocurrido con “Chaopula, Citadel of Mirrors”, el paso del tiempo quizá le beneficia dotándolo de cierto “poso” de oscuridad. Nosotros disfrutamos mucho interpretando estos temas y espero que podamos transmitir ese sentimiento al público, aunque como suelo decir medio en broma medio en serio, no hacemos temas para pasar un buen rato, sino para “pasar un mal rato” con nuestras temáticas. Espero que lo consigamos..