En los tiempos extraños que corren, que una de las bandas más sonadas del metal nacional y que lleva 7 años en silencio, vuelva a subirse a un escenario… Es un motivo más que contundente para ( mascarilla y distancia social mediante) cargarse con la cámara y volver a entrar en una sala de conciertos.