Cuaderno de bitácora del capitán de la embarcación con la tripulación más bribona y guasona de los Siete Mares, ríos, arroyos, pantanos, piscinas, charcos y tugurios. Primer día de singladura de este proyecto que acaba de zarpar.

El pasado jueves 13 de mayo de 2021 desembarcaron en El Cofre de Davy Jones (lo que viene a ser la Sala Even decorada a modo de taberna marinera para la grabación en Enero de 2021) de Sevilla para celebrar la botadura de su álbum, Grog o'Clock. La redactora de SevillaMetal, que es de Peñaflor, y estuvo junto con parte del stuff, nos narra la presentación.

No me importa que sea directo en sala, en streaming o por whatsapp, hago yo mi crónica de la presentación para este concierto con toda la felicidad del mundo. Voy a bordo de esta embarcación con toda la tripulación con mi cerveza fresquita en la mesa y una fuente de croquetas del puchero sentada en el sofá del salón en tele grande y con el móvil para ver lo que se cuchichea a tiempo real en el chat del vídeo en youtube. 

Los asistentes virtuales esperábamos pacientemente a que diera comienzo con efectos especiales de burbujillas submarinas para ir sacando a flote desde los abismos un pedazo de bergantín con sus cañones, redes, banderas y complementos varios. La escenografía, cuidada al detalle, para conseguir una atmósfera de piratería entre dieciochesca, Piratas del Caribe y comparsa gaditana bastante guapa. Mientras tanto, en el chat empezaban a asomarse los videoyentes cuan tabernucha marinera lúgubre saludándose y charlando cada uno desde la comodidad de sus pantallas.

Sin muchas florituras ni discursos, empezaron a saco con el repertorio. Los perretes de Groggy no se cortaron en sacar la artillería pesada en el primer minuto con un par de temas donde la música instrumental era la protagonista mientras iban desplegando las velas para echar a navegar y llevarnos de excursión por los acordes de violín. Por los comentarios se puede deducir que había un ambiente festivo y que se estaba disfrutando mucho este inicio de concierto. 

Durante poco más de una hora, nuestros piratas canallas nos llevaron de virundeo por una buen número de lugares pintorescos impulsados por las cuerdas de violín, bajo y guitarra eléctrica en donde ese teclado que igual podía servir como tabla de cortar por el otro lado y una batería -no de cocina- se batían sonidos y ritmos adictivamente pegadizos. Difícil resultó mantenerse en el sofá sin mover un pie, la cabeza, las manos, las rodillas o terminar por levantarse y ponerse a saltar por el salón canturreando y tarareando letras tan pegadizas como lapa a casco de barco sin pintar. 

En más de una ocasión, necesité beber agua para dejar de reírme del buen rollo que se emanaba en el chat llegando a sentir ese calor que se echaba de menos de los eventos presenciales. Casi a la mitad de la presentación, bajaron el ritmo con un tema instrumental delicioso y que, como brisa marina fresca, nos reportaba aliento para seguir con la caña hasta el final. 

Fuera aparte de las impresiones y las sensaciones, en el apartado musical encontramos un crisol de metales fundidos con aderezos de melodías celtas, muñeiras gallegas, folclore marinero y guiños a bandas sonoras de películas de piratas de todos los tiempos. Las letras, comedidas y bien casadas en cada tema, vienen a unificar temática y forma hasta hacer un todo, así conseguir el ritmillo pegadizo y fácil de recordar para que se te meta durante horas y días en la cabeza. Especialmente la de “Down down and derindown”, en mi latín peñaflorense, de uno de los temas más lentos, de esos que te dan ganas de echarle el brazo encima de los hombros a tu camarada con un ronsito o una cervecita pirata en la otra mano mientras la vais coreando.

De todas todas, este directo merece ser visto una, dos… ¡mil veces! para disfrutar de él, o como se expresó por parte de los asistentes, en festivales o durante un asalto a Isla Mágica con un taper de pescaito frito de los Hermanos Gómez después de haber saqueado la Cruzcampo, quien dice pescaíto, dice tienda de chucherías o lo que guste de beber, pero echando el día en el famoso parque que atracciones como niños chicos con los colegas.

¡Sorpresa! Entre los presentes en el chat estaban también los componentes de la banda usando los nombres de los personajes que representan. La situación de estar viéndolos tocar en el vídeo e interactuar en el chat me encantó por las posibilidades de poder preguntarles sobre el disco y reírnos con ellos con ocurrencias varias.

Casi en un suspiro, se acabó la música y la diversión, por lo que tocó volver a la realidad en la que vivimos con nuestras penurias, disgustos, desazones y malos rollos. Pero, os aseguro que haber navegado en las procelosas aguas del pirate folk metal de The Groggy Dogs te cambia por un rato la vida. El disco, viendo y escuchando esta presentación debería ser recetado y subvencionado para curar otra de las plagas que nos asolan, me refiero a la tristeza.

Si aún no habéis visto y escuchado la presentación de Grog O’Clock, estáis tardando mucho en hacerlo para disfrutar de una presentación que casi es una película musical con el decorado y la caracterización de los de la banda para ambientarla en la época de gloria piratesca. 

Muchos puntos positivos para sumar y solo dos negativos: quería ver la perri que protagoniza el logo, de la que es fan Pirata, mi can vecino, y que estuviera invitado en una mesa reservada el ilustre don Blas de Lezo, por si los ingleses se desmadran demasiado.

La tripulación de este navío pirata es:

  • Mauro Blanco como The Cap’n a la guitarra y al cante
  • Fátima Caballero como The Voodoo Witch al violín.
  • Carlos Ghirlanda como The Cook al bajo.
  • Seba Santa Cruz como The Bucaneer al acordeón eléctrico (pa mí el teclado chiquito que parece una tabla de cortar embutidos).
  • Lucas Hidalgo como The Deadman a la batería.

    El equipo técnico de los astilleros que ha montado este barco es:

  • Marga García Fernández como The Bos’n
  • Irene Correa como The Gunarrr
  • Ana Clara Borsani como The Cooparrr
  • Dirigido y editado por Fátima Caballero.
  • Mezclado y Masterizado por Mauro Blanco en Estudios Tomahawk.
  • Cámaras por Irene Correa de Tecnomedia Audiovisual.
  • Escenografía a cargo de Marga García Fernández y Mauro Blanco.

Link al concierto:

 

El Setlist, o carta de navegación para no perdernos:

The Roaring Seas 

Ten Thousand Miles Away

The Coast of High Barbary

Last Night’s Grog

Drunken Sailor

Katie, Bar the Door 

Grog’s Reel

Botany Bay

First Grog

The Dreadnought

Grog Party

Old Maui

The Wise Grog

All for me Grog

Leave her, Johnny