… “Y no te olvides nunca
de a quién guardas rencor
y arrancáles la piel, que eso duele”

Créditos de las imágenes: archivos del propio grupo.

Es curioso que de esta review tenga más claro el final que el empezar. Conocer una banda novel siempre es un gustazo, es un placer indescriptible aunque no te guste lo que hacen, que para el caso no es este, y más cuando lo que hacen está rico y se digiere bastante bien.

Llevo un par de semanas escuchando este trabajo que llevará on air escasamente medio año y aunque en un principio me quedé algo desconcertada por algunos matices que a nivel global me recordaban a estas bandas de finales de los ochenta del siglo XX y principios de la década de los noventa, con esos característicos riffeos del heavy yankie de carretera.

Esa primera impresión es de las que te hacen sacarte una sonrisa algo malaje por la bestialidad expresada con ira que se desprende en todos los cortes, y más cuando te empiezas a fijar en las letras que, como diez sentencias irreverentes, hacen aflorar la rabia contenida que todos guardamos en los abismos de nuestros corazones para ser lo más políticamente correctos por hipocresía, modales, respeto, o lo que sea.

Junto a esta review tenéis aquí una entrevista que Chacal nos han concedido a Sevillametal dándonos algunas nociones sobre los orígenes y presentándonos la banda. No os la perdáis, os encantará.

Hablando con el representante del grupo me quedé con ganas de ver y tener en mis manos para poder valorar y disfrutar de lo que es la presentación de la primera obra completa de un grupo joven, no dudé en pedirla, y ya con el disco en las manos, hacer algo que los lectores y los amantes del formato físico ya habrán intuido. Metí los hocicos, como todo león husmeando el aire, en esa hoja impresa como ya hice quince años atrás con el trabajo de un grupo musical que el tiempo me ha demostrado que ha llegado a lo más alto del panorama nacional e internacional actuando en los mejores escenarios y con miles de fans en todos los continentes. Me recordó ese olor inevitable de lo nuevo, de lo que empieza a despuntar.

Detalles más bien pocos, hay que decirlo. Sobriedad, pulcritud y orden en la carátula que recuerda a esas maquetas de los tiempos de caset ¡ay esas maquetas con ese sonido real y sin filtros artificiosos que más que adornar nos maquillan hasta sonar a plástico! Así, en fondo de riguroso negro, tipografía gótica rojo carmesí dando más protagonismo al nombre del grupo que al del trabajo, que queda encuadrado en la parte superior izquierda en blanco tal cual, sin sombras, relieves o floripondios de esos llenos de cosas extrañas, que van para acá, para allá y que hace indescifrable el nombre. Y esa skull tan retro… que parece adentrarse desde el lado derecho para descentrar el nombre, muy pensado el mensaje que se transmite.

Pero vayamos a donde está la enjundia, donde se puede escarbar y sacar cositas suculentas. Aunque no sea un trabajo conceptual, la armonía se ha ido empezando a buscar siguiendo una línea sonora lo más coherente, cohesionada y rica en matices posible. Buen trabajo, señor Toledano, objetivo conseguido.

El título de la primera canción, el cual da nombre al proyecto, “Atroz”, ya es una invitación más que directa a sacar rabia, a quitar todas esas trabas para liberar tu mente de ataduras. Resalto al principio de esta review unos cuantos versos cuya fuerza expresiva se me ha quedado entre las sienes casi como esa voz interior que te lanza el mismo mensaje en continuo. Pero hablando de voces, hay que ir al segundo corte “Las Voces” como ese elemento intrínseco que te llevan a la locura dominando las acciones del yo poético que implica al oyente, dirigiéndose directamente a él para controlarlo. Es bastante llamativa la descripción de los síntomas de la esquizofrenia paranoide con alucinaciones auditivas que se dirigen a un tú que toma el rol de enemigo contra el que el yo poético va a saco. Vamos, un análisis psiquiátrico muy concienzudo pero con un efecto ciertamente humorístico.

Con “Brasa” vamos a tener un corte trepidante, de esos cardiacos que te hacen gritar con la ventanilla abierta del coche en medio de un atasco un odioso lunes por la mañana en el que te toca ir a trabajar sin ganas. Es, sin duda, una invitación a liberar el estrés para después retomar la tranquilidad tensa del siguiente tema. “Destruye” invoca al ángel de la venganza para perpetrar la destrucción tras una concatenación de azarosos acontecimientos. Me sonó demasiado formal, vaya, mejor lo digo a lo andaluz, tras una mala racha que pa qué, se llama al ángel de la venganza pa darle lo suyo al jodío día. Aquí en este tema me voy a parar en un juego retórico divertido y que, si os fijáis, os puede hacer soltar una carcajada por ese humor negro donde la parienta te despide y el jefe te deja. ¡Hay que ver! Eso sí que es querer al jefe y apreciar a la mujer, bueno, según la perspectiva ciertamente machista, la mujer es quien manda y, por lo tanto, la autoridad suprema para despedir al mandao.

Puestos a joder, y echando mano de los manidos símiles taurinos, vamos con “Muerte natural” el quinto morlaco de la tarde. Con este tema, se hace una reflexión sobre un concepto tan controvertido como es la delimitación de lo que es muerte natural y las distintas maneras de morir con una serie de ejemplos bastante exagerados, como el de las 300 puñalás. Ese grito y ese riffeo casi al final intensifican aún más un broche apoteósico de la síntesis de la serie documental Mil maneras de morir. En ese momento, se desemboca en otro corte dentro de la misma temática, pero cambiando la perspectiva y la contextualización de la barra del bar con periódico y café mañanero a una casa en la que los padres dejan solos a un par de chavales muy muy cafres.

En este tema, “Jugando con cuchillos”, el señor Chacal con sus coros y ese solo de guitarra nos ofrecen un un breve e ilustrado manual de técnicas de suicidio donde el oyente estribillo, harto pegadizo por su sencillez en estructura paralelística en de pareados en un cuarteto en heptasílabos y octosílabos, vamos, un poema de los que ilustran un libro de texto del cole, pero altamente efectivo. Se puede decir que es uno de mis temas preferidos, me quedo con él para mirarlo con pinza, lupa y usando guantes de vinilo más adelante, pues me ha encantado esos detalles que evocan a una infancia no tan inocente no tan feliz no tan divertida...

Pero ahora vamos con el tema serio del disco. “Holocausto” empieza con un efecto de explosión para ambientar las consecuencias de la mencionada explosión de una bomba nuclear. Tema breve, tema denso donde los haya, donde me ha recordado a un cabreo en el trabajo donde la paciencia por aguantar tonterías te hace explotar en cualquier momento, como va guiando la letra hasta la segunda y última explosión, con la cual se cierra el tema.

Si aún no habíais tenido suficiente sangre, vísceras y estropicio, llega “Espantoso accidente”, una auténtica joya. En serio, quien conoce la carretera de Mont Juïc sabe cómo se las gastan sus curvas y saben cuántas flores de plástico decoran tristemente sus cunetas por ellas, y por el amor a la velocidad de más de un incauto que no solo sufre él, sino a quien se llevan por delante. Casi poéticamente, la descripción del suceso es el título más acertado ya que no hay una manera más certera de definir lo que se relata en la letra.

Putrefacto” es tal vez el tema gore de Atroz. Toques satánicos, muertos vivientes, rituales pero con esos toques de películas de serie B yankee de terror. ¡Alto! esto es un guiño a la carátula y a la calavera estilo setentero que la decora. Por un extraño motivo, se me hace muy apropiada como banda sonora de película de terror con mucho humor negro.

Tus muertos viven” pone ya el broche con esa loca risilla de psicópata del yo que arremete de manera hiriente, con toda la saña y mala leche embrutecida contra los muertos de un tú, de alguien a quien no quieres precisamente con afecto y de buena manera. Es, al fin y al cabo otro listado de causas de muertes ¿naturales? Bueno sí, bueno no, bueno me voy al médico que he pedido cita para que me derive al Área de Salud Mental (insertar risas de fondo mientras quien escribe le da un un tic en el ojo izquierdo que provoca que la línea del perfilador se le mueva como el rabo del lagarto de la Carolina a la par que está cogiendo el bolso para ponerse en marcha hacia el ambulatorio, partiendo del principio de que en donde vive la señora no hay médico a estas horas de la tarde).

 

De momento, a favor:

El panorama nacional del segmento musical donde se puede encuadrar la estilística de esta formación en este disco estaba muy falto de un poquito de humor negro así, sin demasiada ostentación, más centrado en el objetivo de ser llave liberadora de la reprimida moralidad o del qué dirán.

Muy bien orquestada, con las dosis generosas de protagonismo de los instrumentos. De hecho, hay un par de solos de guitarra que me han dado un tufillo a AC/DC o incluso a los grandes americanos, un arsa con ole para el señor Al.Duch; lo mismo puedo decir con el arte del destrozo de los cueros de la batería por Ibáñez. Pero me quedo con la vibración del bajo de Gus.

Muy de agradecer la pulcritud de los temas, buen aprovechamiento de los recursos del estudio de grabación de Akrasonic y, sobre todo, agradecerle al señor Mariano Toledano el hecho que haya apostado por ellos. Esperemos que el soberano público responda como se merece.

Y un agradecimiento especial a Jordi, porque me ha presentado una banda muy interesante y a la que voy a perseguir, psicopáticamente hablando, digo musicalmente hablando, porque me encanta, oiga.

 

De momento en contra:

La dicción de Chacal cantando. En contra porque es de esas voces que veo desaprovechadas, más matices tonales en algunas partes, como en “Destruye”, mejorarían el resultado final pero creo que en un directo ese tema puede mejorar muchísimo con el calor de los focos y unas cervezas, ejem.

El tema de los problemas de salud mental es muy serio, nunca sabes en manos de quién puede acabar una obra (disco, libro, película, serie, contenido viral en redes sociales) que prenda una llama a una mecha predispuesta pero confiamos en que se sepa distinguir la ficción literaria de las letras de una canción y la realidad. Aún así, hay que agradecer el hecho de esa advertencia la cual cito aquí “Ultra Infierno no se responsabiliza en el caso de que algún imbécil se le ocurra llevar a la práctica las atrocidades que chillamos”.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que los efectos de sonido enlatados a veces me suena un poco previsibles, pero vamos, que no quedan tan pegote como en otros temas donde se han empleado efectos externos de ese tipo o muy similares.

 

A tener en cuenta:

 Esta banda apunta muy buenas maneras, tiene buena ejecución, por lo menos en lo que se puede apreciar en este primer disco. Es una presentación en la sociedad musical muy decente.

Atroz es una buena oportunidad de renovar la discografía del coche para ir al trabajo, sobre todo si no te gusta mucho a lo que te dedicas, o te gusta demasiado. Creo que más de una empresa de transporte por carretera debería avisar del peligro de que sus conductores se pillen el CD.

Si te gusta el hard rock y el buen heavy metal, lo que en Sevilla llamamos JEVI, de los años 90 del siglo XX, Ultra Infierno te va a gustar sí o sí. Si por el contrario eres de música más “seria”, asentada, aún más densa o de descripciones más rebuscadas o rimbombantes no te lo recomiendo porque igual la ejecución ni las letras pueden satisfacer tus expectativas en cuanto a gustos musicales.

Para los amantes del género, les recomendaría que presten su apoyo a este proyecto, (porque me da a mí que pueden dar un buen directo), tiene el deber de dar mucho juego en escena pero sin un buen público que les haga avanzar, podemos joder una banda que vale un montón.

Puede considerarse una de las bandas revelación que SevillaMetal ha podido descubrir en este año y de la que esperamos poder contar buenas noticias de que por fin pueden cubrir los gastos invertidos en el disco de presentación y que pueden salir a deleitarnos con conciertos en salas.

De ponerle una nota, su puntuación sería un 9 de 12, pues como antigua profesora odiada por mis alumnos por ser estricta y seria (eso algunos, otros me ven y se vienen corriendo a darme un abrazo locos de contentos), no pongo la máxima nota hasta que en los sucesivos trabajos me lo bordasen a la perfección sin flecos ni puntadas fallidas sin hilo.

Por la primera impresión personal, es la típica maqueta de grupo joven que empieza con toda la ilusión y eso, eso es amor. Me ha recordado la maqueta de un grupo de Córdoba cuya trayectoria ha sido imparable desde que me dieron la maqueta en mano en el año 2003, un cd sencillo grabado casero y con la portada dibujada a mano y aunque no parece mucho, lo último que han hecho es protagonizar el actual spot publicitario a nivel nacional con repercusión internacional.

15 años de trabajo muy duro, muchos miembros de ese grupo quedaron en el camino, pero ahí están los tíos, subidos a los escenarios de los grandes eventos a nivel internacional dentro de su estilo musical. Me da a mí que así pueden terminar estos chicos de Ultra Infierno, como estos de los que te hablo, tienen ese "no sé qué" especial que solo los grandes irradian antes de que brillen en el cielo de la fama.

Integrantes:

Voz- Chacal

Guitarras- Al.Duch

Bajo- Gus

Batería- JB Ibáñez

 

Tracklist Atroz (32:08):

  1. Atroz 3:54
  2. Las Voces 3:28
  3. Brasa 2:29
  4. Destruye 3:29
  5. Muerte natural 3:16
  6. Jugando con cuchillos 3:28
  7. Holocausto 2:58
  8. Espantoso accidente 2:59
  9. Putrefacto 2:54
  10. Tus muertos viven 3:12

 

Enlaces:

Messenger: @terriblemonstruodemetal

Mail de contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: https://www.facebook.com/terriblemonstruodemetal/

Bandcamp: http://www.ultrainfierno.bandcamp.com

 León Blanco para SevillaMetal.

01/07/2017

 


             

               TOP CONCIERTOS