“Brota de sus ojos pura agonía

la maldad y la perversión en su contra se volvía”

Campanas que doblan anunciando un funeral en un sombrío cementerio victoriano. La oscuridad de la noche va envolviendo los paisajes sonoros que desde el primer acorde de la intro “Laudes” va propagándose como un ligero manto sobre cada uno de los ocho cortes que le siguen como si fueran la comitiva fúnebre que acompañan al finado podría ser uno de los hilos cohesionadores en la ambientación de este último trabajo de la consolidada banda asturiana de Sound of Silence.

Antes de entrar a desgranar este trabajo que sin duda puede estar dentro de la línea del más puro death metal melódico made in Spain que es a lo que nos tiene más acostumbrados la formación, cantado en castellano y como decimos en el sur, con un ramalaso bien dao de un black metal bastante castizo donde hay que remarcar el hecho de que, en estos tiempos que corren, nos hayan facilitado en descarga gratuita el trabajo. Este hecho dice mucho, y bastante bueno, sobre su voluntad de querer hacer llegar su trabajo a un público más amplio.

Letras contundentes donde la muerte, el sufrimiento, la visión del cementerio como espacio donde se aglutinan los sentimientos de desesperación y la falta de sentimientos o la locura pueden ser los recursos argumentales que refuerzan el hilo argumental donde los puntos más intensos se ven remarcados por una acertada elección de arreglos rítmicos, donde en el segundo corte, “Culto al suicidio”,  tenemos un ejemplo en las dos últimas estrofas coincidiendo con el clímax antes de que comience un descenso de intensidad ligeramente abrupto dando una sensación de desasosiego.

El tercer corte del disco “Felices bajo tierra”, tras hacer una entrada directamente a saco, nos van mostrando tal vez uno de los temas donde se encadenan en la letra las dicotomías, concatenaciones literarias frenéticas para crear un nuevo matiz a la oscuridad y al pesimismo que impregna el disco y en donde los arreglos instrumentales dan más oscuridad pero también, y he aquí un punto interesante, el matiz sentimental del odio.

Dobles sentidos, ambigüedades simbólicas donde se juega con los rasgos más satanistas y a la vez ¿cristianos? ¿Anti satanismo?… ¿Os resulta caótico desenmarañar este ovillo de perspectiva si escucháis el disco del tirón y miráis el libreto y la carátula? No os preocupéis, es normal, es adrede, no es fruto de una mala planificación o de la casualidad, ni de simple causalidad. Es una licencia artística que se ha permitido el grupo para que cada cual saque sus propias conclusiones, se haga sus propias ideas dejando abierta cualquier perspectiva como bien podréis comprobar en las respuestas de la entrevista que concedieron a SevillaMetal y que podréis leer pinchando aquí.

 

Como todo proceso creativo, la libertad y las experiencias han hecho que por ejemplo en el corte número cuatro del disco, “Muerto por dentro” nos encontremos con un triángulo amoroso donde se produce una lucha despiadada ante la ruptura de una relación formal producida por la intromisión de una amenaza externa simbolizada por la caída de las firmes columnas las cuales terminas hechas añicos. Tal vez sea uno de los temas que bien pudiera servir para ejemplificar en un análisis filológico y literario la representación de lo que es el engaño y las sensaciones adversas que se reflejan en quien lo padece, y aunque también, cabe la doble interpretación del lado de quien hace el daño. Tanto este tema y el corte siguiente los aplazaré para un análisis más profundo desde la perspectiva literaria, pues las letras dan bastante más juego que para una review de carácter principalmente informativa.

“La pasión del ángel caído”, sin embargo, rompe con esta temática del desamor para ser más narrativa contando el proceso de las torturas del pecado representado por el personaje mitológico, religioso que da título a este quinto corte. El proceso de su padecimiento al ser desterrado y el final del mal por un supuesto ¿bien? que lo condena a tortura como punto de inflexión en esta doble simbología entre defensora y detractora del satanismo de la que venía hablando anteriormente. No hay que olvidar que este es uno de los hilos simbólicos que recorren el disco y su temática y bien merece pararse a escucharlo para desenmarañarlo. También este tema merece una llamada de atención en cuanto a un cambio en la riqueza instrumental la cual se ve enriquecida por incluir acompañamiento de una magistral guitarra acústica, el violín que irrumpe de manera acertado y el marcado de percusión a la mitad del tema que, rompe con los tempos y los ritmos para aportar el tema más llamativo, según impresión de quien escribe esta review, desde el punto de vista instrumental. Riffs y un breve solo de guitarra casi al final dejan unas ganas irremediables de darle al replay una vez, otra más...

Tras este tema con principios adictivos, desembocamos tal vez en uno de los más pegadizos y que invitan a dejarte llevar para moverte como un puñetero poseso/a, tal vez sea uno de los más pegadizos para los directos, ya, si sigues el disco de manera lineal ya sabrás que te estoy hablando de “Nuestra sangre os ahogará en vuestras tumbas”.  Letra frenética, casi asfixiante que invita más a descargar rabia que pararse a reflexionar sobre lo políticamente correcto, es sin embargo, otra de esas letras que usa el lenguaje para crear juegos de contrastes.

Llegamos a “Más allá de mí” en donde los marcados instrumentales nos dan también esos juegos en los que nos traen subidas y bajadas rítmicas acompañadas con momentos de gran tensión intensificadas por una lírica, de nuevo muy personal, introspectiva en la que se reflexiona de una manera intimista sobre las interacciones, las palabras que muchas veces van destinadas a reconfortarnos pero que en verdad están carentes de un contenido. Algo destacable es este matiz recurrente en otros grupos de black metal que seguramente conozcáis mejor que yo por lo que dejo a los lectores los comentarios abiertos en la web y en las redes sociales para que me los citen, me los relacionen y también opinen para que ellos mismos completen esta revisión para conseguir enriquecer toda la información que nos aporta el séptimo tema.

Con respecto al octavo corte, hay que pararse un poco y escucharlo al menos un par de veces para poder apreciar bien, como algunos licores a los que con un solo trago no se le sacan todos los matices. “Sin sentimientos” es más que una declaración de intenciones, es más que una retahíla de acontecimientos  hasta el final de una vida marcada por la destrucción, de la agonía, el dolor… Es la desgarradora visión en tercera persona de las consecuencias de lo miserable de quien muere asfixiada por su propia sangre, como merecido castigo. En la instrumentación hay que destacar el bajo y la guitarra vibrantes como oleadas de un río embravecido que arrastra consigo la muerte hasta que de nuevo se produce una rápida explosión lírica de un estribillo que desemboca dejando tras de sí muerte y destrucción.

Y termina El Llanto de los Mártires con un tema sinceramente desconcertante pues es que reafirma el hilo temático de opuestos y ambigüedades desde el título “Lucifer no es nuestro señor” en el que directamente se reafirma la negación del culto del ángel caído que, al fin y al cabo también tuvo que ceder ante la magnificencia de los hombres y que perdió su trono del inframundo, recurriendo de nuevo a los tópicos del infierno como reino de fuego infectado de serpientes, guiño bíblico inequívoco y claro como agua que baja pura y cristalina de la montaña. El tema termina de una manera tranquila, con sonidos acústicos y el crepitar de las llamas del infierno ¿pudiera ser? Pregunto por qué es lo que se me ha infundido.

Es, al fin y al cabo, este trabajo un viaje espiritual desde la agonía vital (de los sentimientos) la ideación autolítica consumada o la muerte violenta tanto del ser humano como de los seres sobrenaturales, el traslado al cementerio de los cuerpos, el enterramiento en el camposanto representado como los cementerios ingleses, esos góticos victorianos donde se suceden las cruces clavadas en el suelo con los nombres que bajos ellos descansan eternamente para que tras el juicio, las almas terminan descendiendo al averno donde tendrían que pagar por sus pecados en vida enfrentándose cara a cara con el mismísimo príncipe de las tinieblas. Cuesta “verlo” si se escucha de seguido y si no se está pendiente de las letras con cierta visión crítica pero si te sientas a escuchar el disco entero un par de veces, pendiente e hilando detalles, se pilla esta historia hecha en cuatro fases desde las campanas que anuncian el funeral hasta el crepitar de las llamas.

Hay que añadir que el contraste de voces aguda más gutural, y me tomo la licencia de robar una frase que me encantó en un vídeo de Youtube que me pasaron, te llevan del tirón a ver a Lucifer sea o no la intención real o encubierta de Sound of Silence.  Junto a esta Review se va a incluir una interesante entrevista que he hecho al grupo y que os darán áun más claves que aquí no he querido desvelar.

 

De momento, a favor:

Excelente cambio de enfoque de la banda hacia el black metal con toques melódicos, muy bien llevado, traído y paseado por las ocho canciones y la intro.

Muy buenos ajustes de sonido en grabación, no se nota nada rarencio.

Variedad temática y de enfoques desde el yo intimista a la objetividad de fuerza argumentativa de la tercera persona.

 

En contra, de momento:

Se hace un poco denso en algunos momentos en los que si no pillas la onda temática de primeras, te puedes perder como un guiri en la calle del infierno por lo que recomiendo mínimo dos escuchas o tres antes de descartarlo. Los sevillanos me entienden.

Me gustaría poder tener más material de black metal de sus influencias para poder analizar, comparar y estudiar para dar más información antes de aventurarme y soltar una burrada que me condene a salir a la calle ahora mismo, que son las cuatro de la tarde en Sevilla y cae fuego literalmente.

A tener en cuenta:

Me he quedado tonta viendo cómo se cargaba por capas cuando se abría el pdf que contenía el libreto del disco.

A los que escuchan el grupo habitualmente y conocen a los integrantes a nivel personal ¿saben diferenciar lo que es experiencia personal y lo que es creación poética en las letras?

 

De poner una nota, me arriesgo y les daría un 10,5 sobre 12, revisable dentro de 6 meses cuando se pueda comparar con algo este trabajo, aunque creo que pocas cosas del estilo suenen así de potentes.

 

Integrantes del grupo

NEFTA - Voz

JAVI - Bajo

RUBO - Guitarra

DMITRY - Guitarra

JORGE - Batería

 

Tracklist

  1. Laudes
  2. Culto al Suicidio
  3.  Felices Bajo Tierra
  4. Muerto por Dentro
  5. La Pasión del Ángel Caído
  6. Nuestra Sangre os Ahogará en Vuestras Tumbas
  7. Más Allá de Mí
  8. Sin Sentimientos
  9. Lucifer No Es Nuestro Señor

 

Redes sociales:

Spotify: https://open.spotify.com/album/0y79kF...

Pagina web: http://soundofsilencemetal.es

Facebook: https://facebook.com/soundofsilencemetal

Twitter: https://twitter.com/s_o_s_official

Bandcamp: https://soundofsilencemetal.bandcamp.com

Instagram: #soundofsilencemetal

 

Discografía:

2003 - Sombras, Frío y Oscuridad [DEMO] [Conviction Records]

2005 - Split CD with Legacy Of Cain (Bilbao)

2007 - La Casa De Los Lamentos [LP] [Underhill Records]

2008 - Nuestro Amor A La Agonía [EP] [Underhill Recods]

2009 - El Funeral De Las 10 Almas [LP] [Crushing Balls Records] [USA]

2013 - El Anochecer [LP] [Blood Fire Death records]

2017 - El Llanto de los Mártires [LP]

 

Créditos de las fotos: Jose Antonio Fernández

León Blanco para SevillaMetal, 20 de junio de 2017


             

               TOP CONCIERTOS