Los madrileños nos ofrecen con este trabajo 4 cortes con un toque muy personal; manteniendo un estilo muy personal, en sus modos y formas, retoman el uso de un metal mezclado con roces de stoner y casi diría alternativo, pero manteniendo al mismo tiempo las bases clásicas del cierto grupo español muy conocido (tendréis que escucharlo para saberlo,pero las primeras notas son claras).

Aparte de ofrecer una experiencia musical compleja aunque accesible, el punto fuerte de estos chicos es la profundidad de sus letras, historias que guardan más de un matiz a la hora de escucharlas y que, en conjunto con su mas que cuidada textura sonora, atrapan en escuchas sucesivas, descubriendo en cada una de ellas, nuevos giros y sabores.

            Lejos del metal clásico, en las antípodas sonoras del doom, death y black metal tan abundante de hoy, es un gusto encontrar valientes que se definen a si mismos con un estilo personal tan marcado, arriesgando al evolucionar un sonido mas que característico y conocido, creando su versión propia, que podríamos llamar 2.0