Lo normal en mi, cuando empiezo a preparar la critica de un sencillo o EP, es centrarme en crear un esquema muy básico de los elementos técnicos del mismo, para después con repetidas escuchas ir desglosando los detalles del mismo.

Suelo centrarme siempre en unos puntos específicos, que se alejen totalmente de lo visceral y emocional del trabajo que tengo ante mi, para centrarme unicamente en el apartado musical. La afinación del disco, la textura y timbre de la voz, la ejecución instrumental y la armonía de las melodías y sobretodo como de bien integrados están instrumentos y voz en el resultado final.

            En esta ocasión, cumpliendo sobradamente una elección acertada de todos los puntos anteriormente descritos, había algo que me impedía encontrar las palabras y formas para la critica; su estilo (para mi) perfectamente definido y la ejecución artística, sobradamente correcta, no lograban convencerme a la hora de plasmar en texto la sensación que tenia dentro, y tras muchos intentos he descubierto el por que, este trabajo es mucho más que un simple conjunto de notas y melodías, más que unas letras acertadas y unos músicos cohesionados, Trendkill inc me ha dado “esencia” y eso es muy difícil de exponer en unas cuantas palabras.

            Mi inicio en la música vino por parte de amigos y familiares ya adentrados en el metal, gentes que pasaron su adolescencia en los 80, influidos por géneros tan dispares como el thrash de los big four y el hard rock de Michael Vescerra o Alcatrazz con Yngwie Malsteem, por lo que mi gusto adquirido tiene debilidad por esos estilos y en este trabajo los he encontrado a ambos en un solo grupo.

            Los 5 cortes que se presentaron ante mi son la perfecta unión musical de esos géneros, las guitarras distorsionadas, una batería contundente y veloz  y un espíritu duro y enérgico en los ritmos y riffs, acompañados por una voz potente y limpia, con un control absoluto en sus tonos y giros, fluyendo nota a nota en cada estrofa, arropando casi con su suavidad la aspereza de los instrumentos. Cada canción es un poco mas dura que la anterior, mas animada, mas fuerte y no solo en velocidad (los cambios de ritmo que hay entre temas como sharpsooter y la propia trendkill que da inicio al disco son evidentes) sino en lo que destaca en este trabajo, la intensidad emocional y anímica que provocan sus canciones.

             Si debo de calificar este trabajo lo haría de la siguiente manera. “Un volver a la verdadera esencia del metal, donde el exceso de florituras y composiciones deliberadamente recargadas no tenían lugar y el espíritu de los artistas llenaban los momentos con su música”