En esta ocasión nos encontramos ante un trabajo complejo y digno de una atención extra. ¿Como lograr fusionar estilos tan dispares como el Power metal, el Black metal y el Death metal, en un solo trabajo, sin que ninguno desentone ni perder la personalidad de un trabajo discográfico?

Fácil, escuchando este Continuum Fracture de Orion Child

Arrival gate - doble bombo típico del metal clásico, guitarras llenas de tapping y arpegio, en consonancia con una voz que marca la melodia como si de todo instrumento se tratara.

Arreglos básicos en el  death y black metal como puentes, creando arritmias con la batería, dando paso a estribillos típicos del power metal alemán clásico. Creando 3 tipos distintos de metal en una sola pieza, sin desentonar ninguno de ellos.

 

Nuclear horizons - Power metal en esencia pura. Riffs de guitarra veloces y acompasados, uniéndose a una batería inagotable y poderosa que marcan el compás y llevan el ritmo de la canción. Una voz cristalina que una vez más crea una línea propia musical dentro de la estructura de la pieza, siendo un instrumento mas. Los toques de voz gutural una vez mas aparecen de forma magistral, dándole ese punto moderno y brutal , uniéndose en el estribillo como un coro disonante. La estructura propia del tema es un continuo cresscendo de la unión de todo el conjunto de músicos, formando un conjunto de frecuencias sonidos, ritmos y sensaciones que no dejan indiferentes a nadie. (como anotación personal, los solos de la guitarra son ESPECTACULARES)

 

Collective soul warp - con un inicio digno de una película de Clive Baker y que recuerda a el terror CI-FI de hellraiser, nos da la bienvenida una vez mas, una guitarra fuerte que no necesita velocidad para tener presencia y energía.  Una voz mas rota se compagina con unos guturales mas presentes, dotando a los estribillos y puentes de una oscuridad y un sonido mas profundo, perfecto para esta parte de la historia que nos cuenta, pieza a pieza. EL ritmo aumenta poco a poco, sin llegar a ser un torbellino, para volver a esos ritmos medios/lentos mas blackers y death que power, pero que con unos estribillos y lineas de guitarra que le aportan ese toque indiscutible del power que impregna este trabajo.

 

Sons of the Sea- Un trabajo impecable en esta pieza (igual que los demás) que auná en un devenir de melodías, ritmos, estribillos, puentes, solos y voz sublime; una esencia melancólica y a la vez inspiradora; un ejercicio de fuerza y sentimiento, que incluso en las partes mas duras de la pieza mantiene esa dulzura y suavidad que da a este tema una esencia difícil de catalogar, mitad frenesi mitad calma y sosiego. El impás de casi poesía entre estribillos, con una voz rota y rasgada es el culmen del preciosismo musical.

 

The hatred of my race- Volvemos al power oscuro y enérgico, a esa fusión de black y death en unas guitarras y tempos de batería capaces de evolucionar de un estilo a otro sin perder ni un apice de clase y sentido, siendo esta vez los protagonistas, dejando la vertiente mas power como detalle de color en toda la pieza. Cabe destacar en esta ocasión la capacidad de estos Orion Child de incluir su toque de cultura vasca, regalándonos un estribillo en Euskera que lejos de resultar extraño, se fusiona perfectamente con la esencia y espíritu de la canción, resultando imprescindible su inclusión para darle no solo forma sino sentido.

 

Athem for a new era - y regresa el power. Un inicio lleno de epicidad, velocidad y energía que invita a que nuestro pulso se acelere. La linea vocal otra vez se transforma en un instrumento mas (tanto en su versión clara como en la gutural) fusionándose con los puentes y estribillos dotándolos de una musicalidad y armonías perfectas. El juego de los ritmos entre las partes vocales y los interludios entre estrofas le dan una textura al trabajo que te mantiene atento a los cambios, buscando los arreglos y detalles que la hacen TAN notable al oído y la piel

 

The oath of enemies - Power, black y death. La unión perfecta de sonido vocal y velocidad, con contundencia de unas guitarra y ritmos incansables de una batería poderosa. Los estribillos destacan por una voz aguda y a un tono altísimo sin perder la nitidez ni desafinar, para luego volver a bajar al registro y textura “normal” que acompaña a los guturales brutales que acompañan a la perfección esta montaña rusa de ritmos y estilos

 

Wanderer´s summoning - La velocidad media con los rasgados de cuerdas clásicos del metal preciosista y veloz del power metal, dan paso a  una estructura vocal mixta de voz clara y guturales, que dándose la replica estrofa a estrofa y uniéndose para crear armónicos a dos voces que no dejan indiferentes. UN estribillo que lleno de musicalidad da la replica a un puente gutural lleno de dureza y que cada palabra que lo compone es pura fuerza. Los interludios musicales de distintos estilos, encajados para destacar junto a las voces creando una atonalidad de estilos,logran dotar de un estructura natural y complementada a toda la obra.

 

Fight beyond the bane - EL retorno de la velocidad, la enriar, la sensación del viento moviendo el pelo y azotando la cara regresa en este corte. Una “intro” llena de poder nos presenta una serie de estrofas de una voz que juega con el color y la textura en cada parte, llevándonos a dos frecuencias casi idénticas pero con un color propio. Los guturales presentan cada puente y cada puente nos lleva de la mano a una nueva descarga de fuerza y velocidad controlada al detalle, que nos mantiene en un estado de emoción constante.

 

Wrath of Obliti - Un ritmo positivo y alegre que esconde en sus notas coraje, energía y fuerza. Una fusión de ritmos veloces, a cada cual mas propio y diferenciado, llenos de su propia esencia, que componen una pieza compleja y de fácil disfrute, tanto sentado en tu sillón, como saltando sin parar en el foso de cualquier sala de concierto. Una vez mas,los estribillos son un trabajo perfecto de  voz e instrumentos, llevando cada uno de ellos su propia impronta y presencia en los mismos. Los impases de ritmos lentos dando paso a los golpes mas brutales del death para rematar con lo que podría llamarse un momento de relax armónico, dando su lugar a los guturales que con su presencia dotan a la composición un color y textura no solo necesarios para entenderla, sino imprescindibles en este estilo tan propio y maravillosos de Orion Child.

 

Y como olvidar su intro y su ending, dos piezas suaves, orquestadas junto a una voz que nos cuenta el inicio y el final de este viaje, demostrando que incluso con el verso declamado,son capaces de regalarnos música

El próximo sabado 5 de marzo quienes estén en Sevilla podrán disfrutar de su directo en el CACHOPO FEST!

COMPRA TU ENTRADA PARA EL CACHOPO FEST AQUÍ

 Si aún no los conoces aquí tienes...