¿Como surgió la idea de Lethargus, que os llevo a juntaros y traer al mundo vuestra visión de la música?

Juanjo: Lethargus surge de la inquietud de Sergi (bajista) sin ninguna pretensión pero con toda la ilusión. Poco a poco fue contactando con cada uno de los primeros miembros de la banda para transmitirnos sus ideas. Tras pocos ensayos y encuentros, empezamos, sin querer, a definir la identidad de Lethargus a partir de la personalidad y los gustos de cada uno de nosotros con total libertad. Tal es así que lo hemos demostrado con cada uno de nuestros temas.

En este vuestro último trabajo, ¿Qué evolución o cambios notáis no solo musicalmente, sino como grupo con respecto a vuestro anterior disco?

Juanjo: creo que la evolución es evidente aunque, en cierto modo, involuntaria. Me explico: cuando grabas un disco, sea el primero o sea el vigesimoquinto, tratas de mejorar lo que has hecho anteriormente. Mejorar no es sinónimo de enrevesar composiciones sin sentido, ganar en velocidad o cosas así. Enrevesar, claro que sí. Aumentar velocidad de ejecución y limpieza, por supuesto. Pero también supone crear mejores melodías, compactar y crear mejores riffs, fills, estrofas; hacer estribillos más chulos, pegadizos, melódicos o aportar algo de originalidad (lo que me parece algo extremadamente complicado).

Origen fue un inicio sensacional para nosotros. Dejó el listón altísimo tanto a nivel compositivo como de producción. Y más teniendo en cuenta que apenas habíamos ensayado toda la banda al completo. Prácticamente nos conocimos todos los miembros en el estudio y, aún así, tuvimos una acogida fantástica.

Eclectia ha sido mimado, tocado, manipulado y transformado desde el principio. Le hemos dedicado mucho tiempo en casa y también en el local. La producción ha mejorado exponencialmente y hemos conseguido hacer que cada uno de los temas sea un favorito dependiendo del día. Creo que hemos mejorado en todos los aspectos. Es un jaleo tener que elegir el repertorio en conciertos cortos porque a la pregunta “¿qué temas tocamos?”. La respuesta común suele ser: “me da igual” XD.

 

Elena: En “Origen” teníamos el handicap de que nunca habíamos tocado juntos, salvo un ensayo o dos previo a la grabación. “Eclectia” llega después de tres años juntos, conociéndonos y empastando como banda lo que en inicio era un proyecto. Y eso se nota: no solo en lo que nos exigimos musicalmente, que ha crecido, sino en lo que podemos hacer como conjunto, como uno.

 

El cuidado y mimo especial que dedicáis a la musicalidad y composición de vuestros temas es notable, así que os lanzo una doble pregunta:

 ¿De qué fuentes bebéis a la hora de poneros a componer?

Juanjo: supongo que, a veces, de manera intencionada, buscas hacer un homenaje a bandas que estás escuchando en el momento y que te flipan y claro, de manera intencionada o no, su influencia es más directa. Durante la composición de Eclectia yo, personalmente, estaba flipando con Myrath, Ayreon, Michael Romeo, Soilwork, Amorphis, Symphony X, Avantasia, Megadeth, Dream Theater o Dry River. No porque los hayas descubierto en el momento de estar componiendo nuevas canciones, sino porque los vuelves a enganchar y te flipan. Por ejemplo, Night Flying Orchestra sí que fue un descubrimiento en esa época.

No obstante todos tenemos nuestra historia, nuestros gustos. En mi caso llevo escuchando hard rock y heavy metal desde los 8 o 9 años y el abanico que abarca mis gustos creo que es bastante amplio y diverso dentro del rock.

 

¿Qué dinámica de trabajo utiliza el ente llamado Lethargus para crear su magia?

 

Elena: Inicialmente, al local llegan ideas más o menos cerradas, sobre las que se van metiendo matices, arreglos y haciendo sugerencias que enriquezcan la canción. Aunque el cambio de “canción A.v1” a “canción A.v34” sea significativo, la V1 ya es una versión completa que “podría valer”. No obstante, todos metemos nuestro alma en las canciones, de modo que aunque la idea sea de Juanjo, Sergio o Miguel, al final puedes localizar a todos (y nuestras dispares influencias) en las canciones.

 

La estética que presentáis en vuestra andadura musical está tan evolucionada y cuidada como vuestra música, ¿ cómo de ligadas están ambas facetas y de que manera influyen en vuestros conciertos?

 

Elena: Sin olvidar que hacemos música y que, sin ella, nada de esto tendría sentido, tampoco podemos obviar que la imagen es esencial. Hay muchísima oferta, y la manera de destacar es ofreciendo un extra en la banda. Queremos que todo tenga un sentido, que sea parte del mismo universo para que puedas ver una imagen, ir a un concierto y escuchar una canción diciendo “esto es Lethargus”.

 

 ¿En un mundo musical tan castigado por estos 2 años de horror y dificultades. ¿Llegasteis a pensar si era el momento más adecuado para dar el salto y empezar esta aventura?

 

Elena: Nos dio tiempo para poder emplearle tiempo, valga la redundancia, a nuestro CD. Teníamos que estar en casa sí o sí, era el momento perfecto para poder emplearle 8/10/12 horas al día a las canciones y pulir, pulir, pulir. Nada es sencillo en esta situación que nos ha tocado vivir, pero teníamos claro que necesitábamos seguir adelante con esta aventura.

 

Uno de los puntales de todo formación sólida es la afinidad y conexión entre los miembros, ¿Os conocíais con anterioridad, ahora os conocéis más a nivel personal y no solo musical?

Juanjo: yo no conocía a nadie de la banda. Ni a nivel personal ni en redes. Fue todo nuevo y, la verdad es que, hasta el momento creo que haber entrado en Lethargus es una de las mejores decisiones que he tomado tanto a nivel personal como musical. Somos compañeros de banda pero nos hemos convertido en familia. Nos ayudamos, comentamos historias personales, disfrutamos de momentos fuera de lo estrictamente musical. Me lo paso muy bien con estos hi**sdelagranp**a.

 

Elena: yo conocía a Sergio de haber compartido escenario con bandas anteriores, pero nada más. Amigo de un buen amigo, solo sabía que curraba bien y que quería probar si era verdad (Spoiler, sí, lo era [risas]). También conocía, lógicamente, a Miguel Bueno, ya que tocamos juntos en la última etapa de Third Dim3nsion y le rapté para Lethargus. Con César me pasaba lo mismo que con Sergi, quería trabajar con él pero aún no habíamos podido coincidir. Sin embargo, a día de hoy no hay distinción entre conocidos o desconocidos. A base de hablar, de abrirnos, de entendernos, hemos llegado a ser una banda sólida en la que todos vamos a una. Como dice Juanjo, una familia.

 

Quizás sea una pregunta un tanto rara, pero ¿Por qué el morado?

Juanjo: ¿y por qué no? Jaaajajajaja. Verás que buena respuesta te da Elena XD.

 

Elena: Noto una perturbación en la fuerza… (risas). Cuando comenzamos a perfilar lo que Lethargus sería, tenía claro que teníamos que tener algo que fuera representativo, que fuera como una guantada bien dada (risas). En esos momentos, había otros colores que podrían asociarse a otras bandas o a otras cosas, u otros conceptos muy grillados (negro y rojo = heavy metal, eso es así);  y nos quedamos con el morado: místico, elegante, mágico, un poco enigmático… Pegaba perfectamente con lo que estábamos construyendo. Además no había ninguna banda que estuviera explotando ese color en ese momento, así que estaba perfecto para nosotros.

 

Con vuestro leitmotiv vital de hacer que el público sea parte integral de vuestra música y conciertos, tras este tiempo alejados del calor y cercanía de los oyentes en vivo ¿Qué le pedís y esperáis al 2022 en el que los conciertos volverán a ser una constante?

 

Elena: que la gente se lo pase tan bien como nosotros. Todos, creo, tenemos ganas de ese aire, de esa fuerza y esas ganas de música en directo. De compartir, de ver a tus viejos amigos, a esos colegas que solo ves en los bolos. De descubrir una banda que te cambie la vida en un concierto al lado de tu casa por 10€ la entrada. Yo solo pido que esa ilusión, igual que la de un niño en Navidad sin saber qué regalo le tocará, no se haya perdido. Nosotros no lo hemos hecho y tenemos unas ganas locas de compartir todas esas sensaciones.

 

¿Si solo pudierais volver a interpretar una de vuestras canciones, cuál seria (si lo se es como elegir quien quieres mas, a papa o a mama)

Juanjo: si hablamos de volver a interpretar estamos hablando de temas que ya hayamos tocado en directo. Por lo que, de momento, ¿omitimos los temas de Eclectia? Si es así, hoy Triste Mortal y mañana Letargo. Si podemos incluir los temas nuevos, hoy Hacia Ningún Lugar y mañana Marioneta de un Dios. No hay favoritos porque, como te decía, para mí lo son todos, como los hijos (supongo) ;-).

 

 Elena: Yo elegiría la más larga, Estrella Fugaz, que así el momento dura más (risas). Pero por gustar, por disfrutar… No puedo elegir. Como decía mi abuela paterna cuando le preguntaban a qué hijo quería más,“¿qué dedo me corten que no me duela?”. Tenemos la suerte de haber salido tan satisfechos con nuestras canciones que no hay una que sobresalga.

 

¡Muchas gracias por todo!

Juanjo: un saludo y gracias por el apoyo.

Elena: Mil gracias por todo el apoyo y por dejarnos este espacio. Nos vemos el 24 de junio en Sevilla. ¡Un abrazo!