Piedra Roja: Stoner Rock en Sevilla...

Hace poco tuve el privilegio de escuchar en exclusiva el primer álbum de la banda sevillana Piedra Roja: Mar en el Desierto. Tremenda fue mi alegría al descubrir que una música tan experimental se está cociendo en el sur de España. 

Se trata de un disco conceptual grabado en los estudios Sputnik de Sevilla con master y mezcla del productor Jordi Gil

Os aseguro que lo que vamos a escuchar no tiene nada que ver con lo que solemos estar acostumbrados, ya que esta banda ha apostado por un estilo muy personal y místico en el que tratan temas infravalorados actualmente como es el caso de  la vida, la muerte, el tiempo, la memoria y las gestas románticas arropadas por la Madre Tierra. 

Los componentes de la banda se presentan al mundo con estos nombres: 

  • Cazador (guitarra rítmica) 
  • Explorador (guitarra solista) 
  • Guerrero (batería)
  • Chamán (voces y teclados)
  • Gran Jefe (bajo)

Advertencia: Para realizar el viaje al que invita la música de Piedra Roja te recomiendo meterte en una bañera caliente con un buen vino y luces tenues o si prefieres algo más aventurero también te encantará estar dando un paseo lejos de la ciudad y sentir tus pies pisando la tierra no asfaltada. 

Si mantienes todos tus sentidos alerta podrás superar el rito de iniciación que te ha preparado esta banda.

Y ahora que ya estamos listos, agárrate porque despegamos:

 

  1. Ritual

 

La intro ya te deja sin palabras con su enigmática ambientación repleta de sonidos tribales. Se puede apreciar la voz de un chamán haciendo un rito pagano junto con el sonido de diversos animales y tambores. 

 

Los sintetizadores me han recordado mucho al halo misterioso de las películas de Stanley Kubrick. Por desgracia no entiendo lo que el chamán recita pero la sensación es como si nos anunciara lo siguiente:  “preparate para el viaje chaval porque la te espera es chica...”

 

No te asustes, sólo déjate llevar en tu traspaso a un nuevo mundo.

 

  1. Si algún día

 

Este tema es de una temática puramente stoner en la que el vocalista nos acompaña en el tránsito a un mundo lleno de colores. 

 

Las distorsiones de la guitarra recuerdan al rock alternativo de comienzos de los noventa.

Estamos ante una nueva Gardenia de la banda Kyuss, pero desmontada y reconstruida con un estilo más espiritual.

 

Si la primera parte de la canción es más suave, en la segunda todos los instrumentos estallan al unísono con fuerza para llegar a un rojo clímax junto con los gritos del vocalista, que se expresa, a mi parecer, con una majestuosidad similar a la del estribillo de Iberia Sumergida de Héroes del Silencio. 

 

Hay que destacar la manera tan elegante en la que los sonidos descienden al final del tema. Pero no bajes la guardia porque en breve tus sesos van a enloquecer...



  1. Que me lleve la locura

 

Si te mola la banda Stoned Jesus te encantará escuchar esto. Se trata de una canción muy experimental en el que destaca mucho el trabajo de la batería. 

La música sube y baja continuamente cual montaña rusa, simulando probablemente la locura en la que se está sumergiendo el protagonista, en la que canta:

 

“Si mis ojos quedan ciegos

mi último recuerdo serás tú 

si se oscurece mi camino,

serás tú mi única luz.”

 

En ocasiones las guitarras me recuerdan mucho a los estadounidenses de ascendencia armenia System of a Down, ya que crean una masa compacta de ritmos orientales y distorsiones metaleras. 

 

El videoclip de este tema es una mezcla de colores cálidos, agua y oscuridad.



  1. El Tiempo dirá

 

Uno de los temas más cañeros por su sonido gamberro. Si en el anterior tema el agua era el escenario, en este será el fuego el protagonista.

 

Se nota la influencia del blues rock en la banda por los acordes.

 

La banda reflexiona aquí sobre el verdadero sentido del tiempo, en donde cada cual decide si permanecer atado a él o vivirlo y disfrutarlo con actitud y perseverancia. Sea cual sea tu decisión, nada impedirá que el fuego consuma tus horas.

 

El clip de este tema ha sido grabado en el Excmo. Ayuntamiento de Almensilla, con un sistema de proyecciones acorde para dar rienda suelta a su creatividad. De nuevo emplean recursos como el aesthetic o el estilo de los videoclips de los sesenta y setenta. Habrá que consultar con los músicos qué simboliza el misterioso búho rodeado de asteroides...



  1. Mar en el Desierto

 

Este tema (que da nombre al álbum completo) es uno de los más conceptuales. No apto para todos los públicos, pues sólo conseguirá deleitar a los oídos más curiosos y exigentes.

 

Comienza a golpe de sintetizadores que recuerdan inevitablemente a las películas de Kubrick, especialmente a El Resplandor y a La Naranja Mecánica. Se trata de un viaje a través del Universo que acaba poniendo los pies en la tierra mediante unos toqueteos sensuales en la batería. 

 

Esta pista podría ser un recurso muy interesante para nuevas películas o funciones teatrales misteriosas.



  1. Bailaré

 

Con este tema ácido hemos entrado de lleno en el clímax del rito de iniciación. 

Tiene mucha potencia, convirtiéndose así en uno de mis favoritos. 

Sus sonidos a lo wild west nos trasladan al desierto americano. 

 

Cuando no sepas cómo insultar a nadie prueba con la romántica apuesta de Chamán: “Bailaré sobre tu tumba cuando estés bien muerto y me prenderé un cigarro mirando la luna” o “Seré la mala semilla que germina en pesadillas

 

Aquí Piedra Roja juguetea con varios estilos de rock, como por ejemplo el nu metal, el progresivo o el hard rock. Sin duda la canción ideal para volver loco al público en los directos. 



  1. Suplicándole a la muerte

 

Otra de mis canciones predilectas. Empieza con un suave golpe de batería y con una guitarra melancólica. 

 

Por la letra diría que estamos ante la canción más stoner del lp. La temática es muy espiritual. Se habla de la luna, de las estrellas, de la selva y se mencionan a las tribus de indios americanos. Estamos en pleno ritual. 

 

He disfrutado mucho de la distorsión de la voz y del ambiente marcado por los tonos graves del bajo y la atmósfera que crea Guerrero con una batería libre y juguetona.

 

A destacar la manera tan hermosa de explotar que tiene el solo de guitarra y los gritos tribales del vocalista que tanto van a caracterizar el sonido de Piedra Roja.

 

El final del tema se torna muy metalero, quizás simulando a la muerte y la ascensión al más allá. Se trata este clímax de una experiencia magnífica que poco a poco se va tornando en el principio de la canción, simulando un ciclo que puede repetirse una y otra vez.

 

  1. Respira

Esta bella canción comienza con los cantos tribales a los que ya nos tienen acostumbrados. Es muy recomendable disfrutar del videoclip de esta canción, ya que nos brinda una experiencia llena de paz y respeto por la naturaleza. Es un espectáculo envolvente y enérgico lleno de sentimientos.

 

La guitarra se ve seducida por acordes grunge que me recuerdan a Soundgarden y a The Melvins.

 

El estribillo invita nada más y nada menos a que respiremos, algo tan simple y tan vital pero de lo cual raras veces somos conscientes.

 

Conclusiones:

 

En resumen, os diré que vale la pena apostar por esta banda innovadora y experimental. 

 

Su primer lp es mucho más que una recopilación de temas, es un viaje espiritual. Para mí es un verdadero honor que bandas así se forjen ahora mismo en Sevilla, pues el hecho de que unos músicos no tengan miedo a experimentar es lo que hace a la música libre.

 

Si os habéis quedado con ganas de más... pronto podréis ver una entrevista a la banda en un entorno muy especial. Permaneced atentos a mi canal de YouTube “La Visitante de la Música”

 

La Visitante de la Música