No todos los días se tiene la oportunidad de poder ser la primera en entrevistar a una banda antes de debutar pero cuya carta de presentación ya nos hace una idea de todo lo bueno que vienen a aportar. Muchas gracias por dedicarnos vuestro tiempo para atender a Sevilla Metal y concedernos esta entrevista.

  • ¿Cómo surgió la idea de montar la banda?

 

Comenzamos nuestra andadura formalmente en 2015, aunque todo se empezó a gestar mucho antes, alrededor de 2008, cuando conocí a Manu. En aquella época aún estaba reciente la separación de mi anterior banda, Inner Silence, y tenía muchas ganas de continuar con un proyecto similar.

Tras muchas frustraciones, sobre todo al ver en 2014 cómo el último proyecto no veía la luz tras un año componiendo, ensayando y a escasos meses de grabar, decidimos abandonar la idea de montar un grupo. Un año más tarde, mientras me encontraba por trabajo en Inglaterra, recibí un audio por WhatsApp de Manu. Era un riff montado sobre una batería programada, nada demasiado complejo, pero sonaba a Paradise Lost por los 4 costados. En esa conversación por mensajería instantánea, con Manu en su estudio en Jerez y yo en Leeds, surgió todo: el nombre del grupo,  la línea a seguir, la dinámica que emplearíamos para componer...

 

 

  • Todos venís de proyectos anteriores previamente consolidados. ¿Qué es lo que traéis para aportar de nuevo en Son of Sorrow?

 

Independientemente de nuestras influencias personales, el gothic metal es el estilo que hace de nexo entre todos. Cuando comenzamos a componer, acordamos no reinventar la rueda. El grupo iba a ofrecer gothic metal y no teníamos la intención de intentar crear un subgénero y forzar la diferenciación. En el gothic y el doom melódico nos encontramos a gusto y los temas salen con naturalidad. Partiendo de esa base, no ocultamos pequeños destellos de otras influencias, por ejemplo, muchos de los riffs de Manu tienen una influencia muy nu-metalera que él sabe llevar muy bien al terreno del Gothic Metal.  Desde que salió a la luz el EP y decidimos llevar el proyecto al directo, gente muy experimentada como Unai o Ian se unieron. Los próximos temas van a seguir sonando a Son of Sorrow pero es indudable que los nuevos miembros aportarán distintos recursos y eso sólo puede ser beneficioso.

 

 

  • Bandas de referencia. ¿Hay alguna que os haya marcado especialmente?

 

Nuestra intención desde siempre fue hacer verdadero gothic metal, ese género que hizo grande Paradise Lost, que continuó con la escuela finlandesa con grandes como Charon, To/Die/For, Sentenced o los primeros HIM, y que se caracterizaba por estribillos melódicos, temas directos y voz masculina grave. Realmente, todos esos grupos que definían el género son los que sirvieron de influencia, aunque realmente ninguna en particular fuera un referente claro.

 

 

  • Empezar un proyecto nuevo desde cero siempre cuesta mucho. ¿En qué os estáis apoyando para tomar impulso?

 

Sacar esto adelante nos ha costado mucho esfuerzo, pero teníamos una máxima inviolable: lo que hagamos, lo haremos bien. Con esa premisa de que “menos es más”, decidimos grabar con el mejor productor de metal en Andalucía, en mi opinión de España, que es Leo Peña de Jotun Studio. Si el sonido que queríamos conseguir con el presupuesto del que disponíamos no nos permitía grabar un disco sino 4 temas, pues 4 temas serían, pero bien arreglados, bien producidos y sin dejarnos nada en el tintero.

En 48 horas desde que lanzamos el EP por bandcamp, recibimos dos ofertas de sellos europeos. En menos de un mes firmamos por Art Gates Records y llegamos al tercer puesto de descargas en bandcamp por género. Nuestro siguiente paso era preparar el grupo para el directo, sin prisas pero sin pausa, así como empezar a componer los siguientes 6 temas que se grabarán en febrero de 2018. Ver que el trabajo bien hecho tiene sus recompensas, que sin haber tocado aún en directo hemos conseguido crear buenas expectativas, es la mayor motivación para seguir apostando por este proyecto.

 

 

  • En vuestra breve carta de presentación se puede apreciar rasgos de otros estilos de metal ¿cuáles creéis que son los estilos que más están acaparando tendencia y por qué?

 

Creo que hay un importante revival de clásicos del metal, con las mega-bandas volviendo a ser iconos, no sólo en el terreno musical, sino como grandes marcas de la cultura popular. A los pocos adolescentes que veo vestidos de heavies hoy en día, los veo con camisetas de Iron Maiden, Metallica o Slayer que han comprado en el H&M. Son grupos cuyos mejores discos salieron al mercado cuando ellos no eran ni un pensamiento. No es que eso esté mal, creo que el metal no tiene que ser obligatoriamente underground, pero si las grandes bandas, reinventadas en marcas, definen la tendencia me temo que quizás los distintos subgéneros están perdiendo influencia y que no están saliendo a la palestra bandas suficientes.

Pienso que llevamos una década de recesión musical en el metal y espero que esto vaya por ciclos y que estemos en los albores de uno positivo.  

 

 

  • Según vuestro criterio, ¿qué importancia tiene la estética a la hora de los conciertos?

 

Mucha, pero para mí va más allá de la ropa que te pongas en directo. Lo fundamental es la música, pero una vez tienes ese aspecto definido, cómo la presentas es esencial y termina definiendo la personalidad de la banda. El logo, las portadas, la forma de comunicar… todo eso para mí es estética de banda, independientemente de si sales al escenario con una vestimenta sobria o disfrazado de manera llamativa.

 

 

  • ¿En qué rasgos debería fijarse la gente para saber distinguir una buena banda de gothic de otra igual no tan buena?

 

En primer lugar, que sea realmente gothic metal y no power metal con una soprano con corsé… Si realmente estás delante de un grupo de gothic metal, para mí es esencial que con un buen riff y una melodía de voz potente, el tema te llegue, con ese punto que está entre la euforia y la melancolía. Este género no se basa en el virtuosismo, sino en el sentimiento. Si con dos escuchas estás tarareando los temas, estás ante un buen grupo de gothic metal.

 

 

  • ¿Algún género musical que no soporten?

 

Aquí todos tenemos gustos bastante eclécticos, creo que no hay palo del metal que no escuchemos si nos juntas a todos. Fuera del metal, no obstante, los ritmos latinos creo que están en las antípodas de lo que hacemos nosotros.

 

 

  • ¿Podríais contarnos un poco la línea en cuanto a temática de vuestras letras? ¿Por qué elegir la lengua inglesa?

 

Soy inglés, así que es mi primer idioma. Habiendo dicho esto, no descartamos componer alguna canción con letras en español. Siempre he dicho que eso de “cantar en inglés te abre puertas” no es siempre cierto. En mi opinión es mejor cantar en español que en un inglés chapurreado. Ahí está Rammstein cantando en alemán y mal no les ha ido...

En cuanto a las letras, creo que suelen ser las grandes olvidadas, sobre todo cuando eres un grupo español que canta en inglés, pero aun así dedico mucho tiempo en que sean significativas y que respeten al que se detiene a considerarlas. Generalmente, intento que sean abiertas, que el oyente pueda hacerlas suyas, y es algo que mis compañeros de grupo agradecen. Ninguna línea en nuestros temas está ahí de casualidad o para forzar la rima: siempre hay una inspiración concreta, pero prefiero dejar el significado abierto, como decía Neruda, “la poesía no es de quien la escribe, es de quien la necesita.”

 

 

  • ¿Cómo os definiríais musicalmente hablando?

 

95% Gothic Metal. El pequeño porcentaje restante es un conjunto de influencias de géneros similares, como el gothic rock o el doom metal, y detalles de otros subgéneros del metal. Un día, hablando sobre las últimas elecciones americanas, Manu parafraseando a Trump dijo “¡Make gothic metal great again!”. La broma se quedó, tanto que Manu se hizo una camiseta con el eslogan y la expresión se ha convertido en el hashtag habitual de nuestras publicaciones en Facebook, creo que resume bastante bien nuestra apuesta.

 

 

  • Se os presenta la oportunidad de hacer una colaboración con otra banda ¿con cuál os gustaría y por qué razón?

 

Dentro del metal, sin lugar a dudas una colaboración con Cristina Scabbia de Lacuna Coil sería increíble. El juego de voces hombre/mujer se ajusta muy bien al género y tener la oportunidad de cantar con una vocalista de su talla sería un honor y, por qué no decirlo, una promoción estupenda para la banda… A ver si se lo comento cuando vengan a tocar a Sevilla en diciembre, Ja ja ja.

 

 

  • Si se tuviese que destacar tan solo uno de los instrumentos que destacan a la formación ¿cuál sería y por qué?

 

Sería muy complicado decir uno sólo. Creo que precisamente el equilibrio de cuerda, voz y percusión, es lo que define nuestro sonido y lograr ese balance no es precisamente sencillo. Podríamos argumentar que quizás la voz siempre es lo más característico en una banda: si cantara una octava por encima probablemente estaríamos catalogando el grupo dentro de otro sub género del metal… pero habiendo dicho esto, sin las líneas de guitarra o la base rítmica, no existiría Son of Sorrow.

 

 

  • ¿Algún instrumento que os gustaría incluir en la banda?

 

Es arriesgado incluir instrumentos menos habituales. Todo grupo sabe lo complicado que es encontrar teclistas de metal, imagina instrumentos menos comunes… Nuestro primer EP tiene arreglos orquestales, piano, cello, coros… Son recursos que podemos llevar al directo pregrabados sin necesidad de contar con nuevos miembros. Nos permite, además, meter detalles diferentes en cada tema. Por ejemplo, me encantaría componer una canción en algún momento que incorporase influencias de nuestra tierra pero llevadas a nuestro terreno. Creo que el combo de palmas por bulerías más riff en Drop A, puede resultar épico. ¿Quién sabe?, ¡quizás en el próximo trabajo!

 

 

  • ¿En qué tema de los que lleváis hechos os ha costado más trabajo insertar riffs?

 

“Share the Light” fue un quebradero de cabeza. Teníamos fragmentos que de manera independiente nos encantaban, pero no lográbamos encajarlos para sacar un tema que sonara cohesionado. Del mismo modo, fue muy complicado incorporar la línea de voz. Tras muchas horas de pre producción y muchas idas y venidas terminamos por incluirlo entre los cuatro temas del EP. Siempre hay temas que salen solos en un único ensayo y otros que van y vienen del cajón de los descartes durante meses.

 

 

  • ¿Qué importancia tiene el bajo en vuestros temas?

 

Carlos tiene una función muy importante dentro del grupo. Nuestras líneas de bajo son relativamente sencillas, pero refuerzan los riffs y llenan los pasajes más melódicos, dando esa profundidad que caracteriza al gothic metal. Carlos y Manu llevan años tocando juntos y eso se aprecia muchísimo en directo y en los ensayos.

 

 

  • ¿Cuáles son los efectos de percusión más característicos de la banda y por los cuales se podría reconocer indiscutiblemente?

 

Creo que en este sentido lo mejor está por venir. Cuando empezamos, Son of Sorrow éramos Manu y yo, con la colaboración poco antes de entrar en el estudio de Carlos. Manu también toca la batería pero el peso de los temas cayó sobre la guitarra y la voz.

Ahora que contamos con Unai, un viejo amigo de la banda que lleva más de 20 años sobre los escenarios, los futuros temas y el directo van a dar un salto de calidad indudable. Unai viene de estilos más agresivos dentro del metal, como el Death y el Black, y muchas de las nuevas canciones incorporarán novedades respecto a ‘Faith in Extinction’ como el uso de doble bombo y pasajes más potentes. Unai, además, tiene la sana costumbre de tocar con claqueta, lo que nos permiten disparar los arreglos en directo y sonar mucho más cuadrados.

 

 

  • ¿Cómo veis en estos momentos el mundillo del metal, en concreto del gothic metal en España? ¿Qué cambiarían?

 

Lo vemos muy mal, para qué andarnos con rodeos. Antes del último concierto de Lacrimas Profundere en Barcelona, Oliver Schmid dijo que “el gothic rock está muerto, pero me importa una mierda: yo seguiré haciendo lo mismo”. Si lo dice él, alemán y con un grupo icónico en el género, imagina nosotros, recién llegados e intentando hacernos un nombre desde Andalucía… Desde luego, si teníamos aspiraciones comerciales, no era ni el lugar ni el momento de fundar Son of Sorrow, vivimos una etapa en la que grupos como HIM, To/Die/For, Charon o Poisonblack son ya un recuerdo y la ventana al mainstream que nos abría bandas como Evanescence y Within Temptation parece haberse cerrado.

Aun así, había algo romántico en remar contra una adversidad tan aplastante y quiero mostrarme optimista. Hay muchas bandas en España que están haciendo metal de mucha calidad, entendiendo el valor de un producto musical bien ejecutado y bien presentado. Killus, Wild Chain, Carving Colours, In Mute o nuestros paisanos Overdry por decir unos pocos, son bandas que pueden enarbolar la bandera de una nueva etapa del metal en España.

Si pienso en Sevilla en concreto, tengo mucha esperanza en que la escena se recobre. Recuerdo que cuando comenzamos con Inner Silence en Sevilla, en 2002, era impensable que un grupo de gothic metal saliera adelante. Nuestro primer concierto fue sobre el tablao de una asociación cultural delante de 50 personas. En 2004 tocábamos delante de casi mil personas en la Sala Q, con dos destacados como ‘disco del mes’ en revistas de rock nacionales a nuestras espaldas. Junto a la gran labor de Sevilla Gothic de la mano del DJ Danny Goth, tuvimos el privilegio de contribuir a que la escena oscura se hiciera un hueco en Sevilla y vivir una época fantástica que todos disfrutamos. Creo que existe la posibilidad de que esto vuelva a ocurrir, tan sólo hace falta ser más inclusivo, no crear barreras entre géneros como el goth, el indie rock y el metal, e ir de la mano y organizarse para lograr una escena alternativa de calidad que pueda realmente hacer fuerza para encontrar apoyos de la administración pública y más visibilidad.

 

 

  • Actualmente ¿cuáles son vuestros planes a corto y medio plazo? ¿Qué tal la idea de sacar un larga duración para ampliar esos cuatro temas de la demo?

 

Queremos primero madurar sobre los escenarios y tocar por Andalucía, España e incluso en el extranjero en 2018. En febrero, como bien sugieres, entraremos a grabar un mínimo de 6 pistas nuevas que lanzaremos en un CD junto a los 4 temas de “Faith in Extinction” remasterizados. Estamos ahora mismo en esa fase en la que vamos definiendo qué canciones se harán un hueco en el disco final y cuáles descartaremos. Esperamos seguir contando con el apoyo de nuestro sello para la distribución y promoción de este segundo trabajo, de hecho, estamos tremendamente agradecidos a Xavi e Iván de Art Gates por haber apostado por nosotros en una fase tan temprana de la banda.

 

 

  • Seguro que tenéis un montón de anécdotas debido a que vuestro vocalista es británico y que los del sur somos únicos para hacer bromas sobre los “guiris” ¿nos podéis contar alguna?

 

Ja ja ja, no te creas. Yo ya soy tan de aquí que no se acuerdan de que soy inglés hasta que empiezo a cantar o sale el tema de Gibraltar. Hay mucha guasa en el grupo, pero se centra más en cuestionarnos de qué están hechas las cuerdas negras del bajo de Carlos o la teoría de Unai de que somos los Milli Vanilli del metal, ya que mucho sello y mucho EP, pero de tocar poco… ¡ya queda poco para dejarle sin argumentos!

 

 

  • La fiesta de Halloween de SevillaMetal será vuestro debut oficial como Son of Sorrow. ¿Cómo os sentís? ¿Cuáles son vuestras expectativas?

 

Muy, muy, muy ilusionados, estamos entusiasmados de presentar nuestra música en directo en Sevilla. Personalmente, me trae muchos recuerdos y me hace especial ilusión compartir la noche con Dark Light, donde toca Paco, compañero de Inner Silence. Tocar en Sevilla es el comienzo de una nueva etapa junto a mis compañeros de Son of Sorrow. Será muy especial volver a ver viejos amigos y, en general, creo que va a ser una gran noche con alguna que otra sorpresa que los más veteranos de la escena disfrutarán muchísimo.

 

Aquí enlace a la review que nos han concedido a SevillaMetal

Aquí el enlace al PDF con toda la información: review, entrevista y contenidos extra.


             

               TOP CONCIERTOS