Esta es sin duda la crónica de concierto más extraña y al mismo tiempo maravillosa que haré en mi vida.

La tarde empezó de manera interesante, los horarios para variar, se vieron alterados por motivos varios y nos llego una noticia desalentadora; Marc Lopes motivado por problemas de salud, no podría actuar junto a la banda y no sabíamos que pasaría con el show. Entre nerviosismo, una prisa acuciante por las pruebas de sonido (que dieron unos problemas bastante sorprendentes e incomodos) y crear un aviso por la situación de Lopes, esperando un aluvión de entradas reintegradas, se ocurrió como detalle, mitad broma mitad nervios, que el publico asistente se presentara voluntario para subir con Ross the boss y cantar los temas con ellos, en una suerte de “karaoke”; y la idea cuajo; el road manager de Ross y el mismísimo friedman, vieron con buenos ojos la idea, y tras una prueba de sonido con uno de los voluntarios y con permiso para atrasar el inicio del show, la noche empezó a coger rumbo.

 En lo que es la noche en si de música, Cobra Spell, comandados por la asombrosa Sonia Anubis, comenzaron a calentar el local con su heavy metal dual, un estilo y sabor de los 80 y un sonido y espectáculo en el escenario totalmente actual. Desde su inicio, los asistentes “que una vez mas, fueron llegando poco a poco) disfrutamos de un espectáculo excelso. La capacidad musical del fue asombrosa; un sonido nítido y limpio que lograba que su estilo 80 llegase a todos los puntos de la sala con una calidad excelente. En el escenario son un lujo visual y auditivo, las 4 chicas se mueven en el escenario como si fuesen solo una; giros y cambios de posición, idas y venidas al ritmo incesante de sus acordes y riffs y cada una de ellas mostrando una energía contagiosa durante todos y cada uno de los temas; la habilidad de su guitarrista Sonia Anubis es mucho mas que técnica y saber hacer en el escenario, y al igual que sus compañeros de formación ( cada uno de ellos es un excelente representante de su instrumento) son SHOW en mayúsculas. Cabe destacar que su Frontwoman y metal vixxen Kristina Vega se unió de forma casi inmediata a la gira y parecía que llevasen tocando juntos años, Tras regalarnos unos temas llenos de groove, hard rock y una esencia “canalla”  que invitaba  a dar saltos y mover las melenas al ritmo de la música, demostraron que su metal y su show es una experiencia a tener en cuenta.

Mas fotos AQUI      

      Y llegó el turno de los gallegos Dark embrace, son lo mas alejado musicalmente a cobra spell que podría pensar y aun así, hicieron que su música, su show y su estilo calara sin desentonar en la continuidad del show. Su metal oscuro pero preciosista, sus notas cargadas de un sonido profundo y unas melodías armónicas rozando lo siniestro, llenaban la sala junto a la carismática voz y presencia de su vocalista. Como su música, el espectáculo de estos chicos es profundo a la vez que intenso y eso se demostraba con la postura mas estática de sus miembros ( a excepción del increíble frontamn) dando una sensación mas ominosa a sus canciones cargadas de una energía oscura. Desde temas lentos y grabes estilo doom como let the blind to see (temazo de proporciones epicas) pasando a otros mas death y rápidos, los chicos supieron ganarse de manera rotunda a un publico que termino por entregarse totalmente ante, no solo su metal de calidad incuestionable, como a su saber hacer y simpatía dentro y fuera del escenario

Mas fotos AQUI

Y llegó la hora del ESPECTACULO. La sala estaba repleta y gentes de todas las edades (tipos de mas de 50 junto a jóvenes con sus 18 años recen cumplidos, creaban una amalgama de publico ansioso y dispuestos a disfrutar del espectáculo que el legendario Ross the Boss, iba a darnos.

Cabe recordar que por problemas de salud, que el mismo Marc Lopes explicó a los asistentes en un vídeo que la banda emitió antes de comenzar el show, todos los presentes sabían que serian miembros de bandas locales, gente del publico y los propios compañeros de gira, los que llevarían el peso de la voz  y aun así, todos rugían con anticipación, esperando oír los miticos temas que se compusieron para la mejor etapa de MANOWAR.

Empezó el show y gracias el publico presente, algunos problemas de sonido y nerviosismo se solventaron gratamente y tema a tema, desde Blood of the kings, pasando por battle hymns, black wind fire and steel, fighting the world, wheels of fire, dark avenger,Blood of my enemies y el maravillosos cierre con hail & kill, coreado sin desfallecer por el publico asistente, los presentes disfrutamos de un concierto épico, donde la profesionalidad de ross the boss y la banda al completo, regalaron una experiencia irrepetible y que en palabras del propio Ross the Boss “ una ocasión única en la vida”. Mis elogios y admiración van para Marta Grimaldi, la vocalista de Devil in You, que cargo a sus espaldas gran parte del repertorio, en un registro vocal totalmente distinto al “growl” que nos tiene acostumbrados, dando una lección de saber estar y desparpajo a todos los presentes.

Mas fotos AQUÍ

Y así terminó una noche, que aunque en un principio auguraba un cartel de CANCELADO, luego sobrevoló la espantada de publico con devoluciones de entradas  (la organización sabiamente y con elegancia, aviso de lo acontecido por activa y pasiva y ademas acertadamente bajo los precios de taquilla) termino con un espectáculo y un nivel de asistencia asombroso. Fue perfecto NO, fue una locura SI, los presentes olvidaremos el buen sabor de boca que nos quedo tras esta locura JAMÁS!