El pasado 7 de diciembre de 2019 tuvimos el placer de asistir a un concierto dominado por el ambiente Underground, donde el metal extremo y las bandas emergentes fueron las protagonistas…

Eso sí apadrinados por una banda que no necesita presentación, una banda que lleva sobre sus hombros con orgullo Made in Andalucía que lleva promoviendo su música y su arte por todos los rincones de España desde hace ya casi una década, una formación que ha experimentado lo mejor y lo peor de lo que es actualmente el mundo de la música actual, pero que como auténticos guerreros  inamovibles se han mantenido siempre en el círculo del metal extremo andaluz con méritos propios. Me estoy refiriendo a la formación gaditana Kathew, una formación que como he dicho apadrinaba a las bandas Murk, Seed of Khaos y Makara. Tres bandas de nuestra tierra que estaban deseando demoler con su sonido los muros de la sala Holländer y nuestros oídos.

Bueno ya realizada la presentación vayamos a lo que verdaderamente nos gusta que es  el directo de estas bandazas sobre el escenario. Os informo que todas ellas tienen página de Facebook, Instagram para que podáis seguir sus novedades y noticias de primera mano.

 

La primera en subirse seria los metaleros Makara, joven formación sevillana que venía con ganas de marcha y desde su comienzo lo hicieron presente. Iniciaron su directo con los temas Sculpted by Hate y Living as Two, dos temazos que comenzaron a desatar los primeros melenazos con su sonido característico y que me gustaron muy gratamente. Tras una pequeña pausa para agradecer la asistencia la formación continuaría con el tema Of the Ungrateful, un tema muy trallero que continuo incrementado la histeria y las ganas por seguir escuchando a la formación sevillana.

 

Los integrantes de la formación eran un verdadero maremoto sónico que no paro quieto en ningún momento de su actuación con momentos muy compenetrados entre ellos y el público que fue muy bien para la atmosfera que la banda estaba creando dentro de los muros de la sala. Muy buen directo que finalizo con los temas In Waves y Dethroned. En mi opinión una banda muy joven con muy buenos músicos y que fue un buen comienzo de esta noche dedicada al metal joven y fresco. Me gustaron.

 

Tras una pausa para cambiar backline y poner todo listo, les tocaba el turno a Murk. Banda sevillana con mucha influencia thrash y que entraron en nuestros oídos como una verdadera apisonadora.

 

La formación está formada por Agustín Pérez Millán a la voz y al Bajo, Carlos Boneta Acedo a la guitarra, Juan López García a la  batería y abriría su directo con el tema Into the Forest of Sould, tema encargado de abrir su demo The Temple Of Euryale. Como os he dicho su influencia es el thrash y desde el primer momento dejan clara referencia de ello con partes muy duras, rápidas, afiladas con voces muy cortantes que le sienta de maravilla. Buena tralla chicos, que además podéis escuchar completo desde su perfil BandCamp, por si queréis darle una escuchita en más profundidad.

https://murksvq.bandcamp.com/releases

 

Tras una parada y dar las gracias por la asistencia y agradecer a las bandas y organizadores el apoyo, el conjunto seguiría con el tema que da nombre a su demo The Temple Of Euryale, que desato los infiernos dentro de los muros de la sala y que hicieron estallar la adrenalina de los asistentes.

La formación continuaría su directo con Spawn of the Evil, un tema muy feroz y que pose verdaderas joyas individuales por parte de todos los miembros de la formación, en especial a Agustín y Carlos que con sus poderosos solos de guitarra le otorgaba al vocalista el manto perfecto para seguir con su devastador directo. La formación finalizaría su directo con los temas Murk y Her Dark Embrace, dos verdaderas apisonadoras sónicas que desataron nuevamente la adrenalina y que se manifestó a modo de empujones y toda clase de enloquecimientos por parte del público respetable. Ultima mención a Juan por su terremoto pedalero que proporciona el hábitat perfecto para los temas de los sevillanos. Muy grandes y que en muchos momentos me parecía reconocer una gran influencia en el vocalista a Tom Araya de Slayer por su pronunciación y rudeza en sus piezas vocales. Me sorprendieron mucho.

 

Tras otra parada para reponer fuerzas y cambiar el back line le tocaba el turno a la tercera banda de la noche los demoledores Seed of Khaos, banda sevillana de metal con toques melódicos que fueron una gran sorpresa y que me dejaron muy buen sabor de boca.

 

La formación está compuesta por Juan Manuel Parrales a la voz, Jesús Barroso a la guitarra, Santiago Bernal a la guitarra, Manuel García a la batería y Juan Antonio Cruz al bajo.

El conjunto sevillano abriría con los temas Exordium y Khaos Society, dos verdaderas bombas extraídas de su primer Ep de mismo nombre,  publicado el pasado 22 de noviembre y que os dejo el enlace de su canal de Youtube por si queréis darle una escucha en más profundidad.

https://www.youtube.com/channel/UC-7zHYIuh38isvMA_X0EB4Q?fbclid=IwAR1VRuy0WtSno6oSK0HInWxXFXPCp39kPiuL4NtRb33mO7MMI0aHqHnP79I  

La verdad, es que esta formación es una verdadera horda de caos y destrucción que posee unos riffs muy bien compaginados con la parte rítmica y que proporciona a su vocalista Juan, el terreno perfecto para sus explosivas partes vocales.

Tras una pausa de rigor de agradecimiento, la formación continuaría con el tema Euthanasia Coaster, un tema que arranca de manera muy característica en las partes de sus guitarras que terminan rompiendo con la poderosa voz del Juan y que combinadas con el doble pedal de Manuel y el bajo de Juan Antonio que con su pulso intenso e sienta de maravilla. Una anécdota que me dejo muy pillado y a la vez una sensación muy muy humilde por parte de la banda, es que cada cierto tiempo el vocalista hurgaba en una bolsa de plástico que tenía muy cerca y sacaba de ella copias de su ep y se las lanzaba al público de manera desinteresada. Eso se produjo por lo menos 5 veces hasta agotar todas las copias. Muy grandes por hacerlo.

 

Tras otra paradita le toca el turno a los temas The Dusk of Blood, Mind Infection y Cotard’s Syndrome, temas que elevaron la temperatura hasta los mismos infiernos con verdaderas burradas por parte del conjunto sevillano y publico… Pero ojo que nos dejamos la mejor parte y es cuando Javier vocalista de Kathew, se subió para dejar destrozados sin miramientos al público asistente en un dúo destructivo con Juan que nos dejó a todos para el arrastre.

El conjunto finalizo con el tema Pura vida para cerrar con broche de oro una actuación donde hubo de todo, empujones, momentos muy muy grandes entre todos los componentes a nivel individual y con todo el grupo y hasta el artífice del espectáculo se lanzó sobre los brazos del público que lo llevaron en volandas por toda la sala. Una gran sorpresa estos Seed of Khaos, muy buenos.

 

Bueno y para cerrar una noche cargada de buen metal extremo que mejor que hacerlo con una señora bandaza como la copa de un pino. Khatew saltaron al escenario con la performance que los caracteriza desde hace unos años, con sus ojos blancos enloquecidos y esa demencia que tan bien los caracteriza y es que el espectáculo por parte de los gaditanos está asegurado… Bueno eso y el réflex para el cuello, porque los chicos de Kathew no dejan respiro alguno para reponerse de un tema a otro y los que los habéis visto en directo sabéis de lo que hablo jajajajajaja. 

 

La formación está compuesta por Javier a la voz, Antonio a la guitarra, Deivid a la guitarra, Chesky al bajo, David a la batería y Neneko a los teclados y samples.

 

La formación abriría su enloquecedor directo con los temas Predador y Dual e Indivisible, el primero de su segundo trabajo publicado en 2016 El árbol del ahorcado y el segundo de su primer trabajo discográfico publicado en 2013 D_egeneración XXI.

Dos temazos que nos mete de lleno en la atmosfera de esta increíble banda de metal extremo y que cuando digo que nuestro cuello peligra es que peligra, pues desde el segundo uno es un no parar con la furia de un toro embravecido por la ira y la contundencia de un gancho directo al mentón. Si además, le añadimos una teatralidad a prueba de bombas que muestra un aspecto desquiciado de sus integrantes, donde la locura los inunda en cada momento y no sabes si se están riendo o llorando,  o están desequilibrados por completo. Es que son alucinantes. Mi primera mención es claramente para el vocalista de la formación Javier que con sus registros vocales nos mete de lleno en el mundo y la mente de Kathew, con verdaderas partes de auténtico odio, donde el frontman desata todos sus demonios contra nosotros inundándonos una sensación de furia e ira que nos hace enloquecer por momentos. Brutal.

 

Tras una parada la formación continua con el tema El cielo puede esperar, extraído de su Árbol del ahorcado y que posee verdaderas maravillas instrumentales por parte de todo el grupo. La pieza comienza lenta, densa pero poco a poco va ganando intensidad y crudeza. Chescky con su bajo de cuerdas fluorescentes y corista va dotando más profundidad a la locura gestada en el tema por el frontman de conjunto gaditano y es que entre el bajista y el vocalista es que hay que quedarse parado y ver las caritas que nos ponen entre los dos… Absolutamente demenciales.

Pero es que ahí no queda la cosa, las guitarras cortantes de Antonio/Deivid  como si fueran cuchillas de afeitar oxidadas van entrando en la mente de la pieza como si cortaran cada neurona con contundencia  enderezándose con las partes del piano de Neneko y la potentísima batería calibradisima de David. Acojonantes.

 

Miasma, Amstetten y Mil caras son las siguientes en arremeter contra un público totalmente desatado por la locura desmedida de los gaditanos y que provocaron más de una avalancha sobre mis espaldas… Pero como dice el dicho si vas a un bolo de estas características tienes que tener los huevos de aguantar las constantes envestidas de un público encolerizado.

Tras presentar a sus nuevos integrantes y contar sobre los pequeños baches de la formación, el conjunto arremete con el tema Insurrección, perteneciente a su D_egeneración XXI y que como un vendaval embravecido arremete contra nosotros con una potencia destructiva. Con la brutalidad que los caracteriza tiene verdaderas joyas dentro de este temazo, con unos tonos de Javier enloquecidos y muy rasgados, que combinado con sus guturales le dan al tema la contundencia que necesita. Y qué decir de la parte instrumental samples… Creo que Adolf Hitler, combinados con unas guitarras duras, un bajo más contundente que cabecear una bola de petanca, una batería destructiva enderezado todo con unos tonos de teclado que son una autentica pasada.  Mención al dueto de guitarras, Antonio/Deivid, pero sobre todo a Deivid que con los problemas que tuvo durante el directo demostró de una paciencia sin igual… Yo me hubiera pegado un tiro.

Mientras duermes, Heredero y El árbol del ahorcado, son los que continúan con la masacre mental de la formación gaditana y digo masacre por que el directazo crudo y aniquilador que estaban dando estos señores era para enmarcar. Y esto es así, cuando haces bien tu trabajo se nota cada esfuerzo, cada lagrima, cada gota de sudor derramada por su dedicación y Kathew se puede enorgullecer de ello, porque lo que hacen, lo hacen extremadamente bien y por eso tiene la respuesta que merecen. Tengo que poner una pequeña mención a Guille amigo y gran metalero, que se subió para meter más tralla en las voces de la formación con un dueto junto a Javier que nos dejó a todos destrozados.

 

Ya entrando en tiempo de descuento,  la formación se decanta Lux y Déjanos en paz. Este último con una parte brutal, pero brutal por parte de Neneko, con verdaderas locuras con sus teclados y samples que me dejaron con la boca abierta y una batería de David que no sé cómo puede estar tan entero por que vaya trallazo bestial. Para ellos son las dos últimas menciones. Locuron total y un cierre exquisito.

No veo a Kathew desde 2012 pero los recordaba así, tralla infinita con partes melódicas, partes destroza cuellos y una puesta en escena brutal. Sois la polla.

 

Pero ojo que no cierran todavía, que se guardaban un AS en la manga, un cover que hasta Janet Molina y yo nos quedamos ¡¡¡¿¿¿What???!!! Y es que el conjunto gaditano nos sorprendió con una versión de Breathe de los grandísimos The Prodigy que fue el cierre perfecto para esta magnífica actuación de los grandísimos Kathew

 

Tras esta actuación algunos miembros de las bandas regalaron merch al público presentando su entrada… Pero yo me llevé lo mejor, me llevé un kilo de pan del señor Chesky que estaba brutaaaaaalll.

El resumen es cuatro conciertos donde el ambiente underground estuvo presente en todo momento y donde el metal extremo fue dueño y señor de la noche. Con grupos muy buenos, que están comenzando su aventura musical y una banda forjada por años y años de experiencias que continúa desatando un verdadero vendaval después de casi una década a sus espaldas. 

 

Bueno y hasta aquí la crónica del concierto, espero que os haya gustado y que os haya trasportado parte de lo vivido durante cada actuación de la noche, desde Sevillametal queremos agradecer el increíble trato por los organizadores y bandas hacia nosotros y lo dicho espero que os haya gustado amigos. Nos vemos en proximos eventos.

 

Sevillametal

  • Rafael Alonso – Crónica
  • Janet Molina – Fotografías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


             

               TOP CONCIERTOS