Me ha costado mucho mas de lo necesario terminar (e incluso empezar) la critica a este trabajo tan jodidamente solido y a la par complicado de comentar.

            Los serbios de Oathbringer ha logrado crear una sensación auditiva que no esperaba volver a escuchar en mi vida,, sentir otra vez esas cosquillas en el estomago como cuando en los 90 tempranos, volvía de mi tienda de discos preferida (esas rockofertas, añoranza extrema) para poner mi CD a tdo volumen y encontrarme con una dosis de metal absoluta. Pues bien, estos chicos han logrado mantener ese espíritu musical de antaño sin sonar arcaicos y sin ese sabor añejo y pasado ni sonar a copia de nadie.

            Con sus 9 cortes (e incluyo la intro, por que con ese sonido épico que da entrada a un disco de power clásico  pero no, merece tanta consideración como el resto del disco) Oathbringer nos regala un disco estudiado hasta el mas mínimo detalle, desde la composición musical, que es soberbia, hasta la estructura de organización del mismo; y es que mantiene un solidez difícil de lograr, puesto que pasa desde la fuerza y velocidad a la intensidad y medios tiempos , de una manera natural, mezclando los ritmos y estilos de las canciones sin que parezcan una locura anímica,manteniendo una cadencia y una transición entre energías poco mas que perfecta.

            Las historias de las canciones son increíbles, demuestra que poseen un cariño especial por la literatura y la cultura fantástica más clásica y que son capaces de incluirla en un sonido de metal puro, alejándose de esas composiciones recargadas muchas  veces del power metal fantasioso de lo que llego a llamarse power metal italiano (todos sabemos a que 2 grupos nos referimos) y mezclando sensaciones y ánimos entre el estilo de las letras y la fuerza de la música.

            En mi primera escucha, al oír las primeras notas, la voz y la música no me convecina, pero tarde relativamente poco (ni media canción) en darme cuenta de que ambas son ideales en el estilo de grupo que es Oathbringer, la voz es sublime, con un registro perfectamente controlado y con la imposta necesaria para que cada nota nos ofrezca la misma emoción que la música que la acompaña; y que músicos señores, unos instrumentistas que te dejan ensimismado sin alardear notoriamente de su calidad, dejando que sea su interpretación y ejecución la que hable por ellos. Un detalle que me ha enamorado del disco es su “balada”, como en los discos de finales delos 90 e inicios de los 90, se encuentra en la mitad del disco,justo después de una pieza potente y brutal, dejándote listo para el cambio de ritmo y velocidad de las siguientes piezas, pero con la intensidad a flor de piel, logrando que el resto de canciones sean aun mas sublimes si cabe.

            Cada tema en este trabajo esta lleno de unas sensaciones tan personales que desglosarlas una a una seria flaco favor a un trabajo tan elaborado, cada oyente debe sacarle su propia impresión, descubrir en cada nota la sensación que le produce y creo que es mas que innecesario describir el trabajo impecable de ejecución y composición en cada una de ellas, puesto que son evidentes desde el primer instante. Hace poco (un par de días) hablaba con mis compañeros de lo mal que se presentaba el panorama musical del metal, pues las continuas cancelaciones y noticias de la salud de los grandes clásicos, auguraban un mal futuro y en mis propias palabras “ no hay nadie que tenga el sonido y espíritu para tomar un sano y firme relevo”. Me equivoque, grupos como Oathbringer pueden tomar ese testigo sin problemas si mantiene este nivel, muy alto para tratarse de un 1º trabajo.

https://rtrrecords.com/

https://www.instagram.com/rtrrecords

https://www.facebook.com/RTRrecords

https://linktr.ee/rtrrecords