Antes de empezar esta review debo confesar que soy un poco parcial. Aún recuerdo ese día de 2014 donde mientras trabajaba mi amiga Rosa me mandó un enlace donde pude escuchar la canción Mother Storm (con intro incluída) y casi no me mandan a casa desde el trabajo por estar haciendo ruidos extraños con los pies.

“La voz de esta muchacha me suena...” seguido de “me suena mucho a norwyz” y al poco tiempo se convirtió en mi disco de cabecera durante los dos siguientes meses de trabajo. Durante ese verano tuve la oportunidad de ver Docka un par de veces y eran un ciclón.

Por eso, cuando me enteré que estaban preparando un crowdfunding para financiar el disco no dudé un instante en colaborar.

En un primer momento cualquiera podría esperar algo similar a Sleek and psycho. Sin embargo con una simple escucha se puede comprobar el paso adelante que pega la banda en cuanto a detalles, calidad de grabación así como en fuerza. Esa sería la palabra que utilizaría para definir este disco: FUERZA.

 

Bajo la etiqueta “Psychometal elegante“ este animal queendom logra con su primera escucha que desde el primer segundo de Donkey Fluffer hasta el último de The Gift una entre en una especie de Catarsis animal interna. (Todo el libreto está repleto de referencias visuales y letrísticas a ese lado interno animal que todas tenemos)

 

Durante todo el disco, a mi juicio personal, es palpable el salto de calidad que ha tenido la banda. Todo está repleto de pequeños detalles que hace que toda mi inversión haya merecido la pena. Si tuviera que destacar tres momentos/sensaciones que me ha trasmitido este disco serían:

 

 

DSM-5 [reddish], que desde el primer acorde hace que me esté transmitiendo en sus potentes ritmos de bajo y batería, cuya letra trasmite con acierto esa locura que todas tenemos a veces.

 

 

Blood, que consigue plasmar a la perfección esas ganas de sacrificio humano que todas tenemos dentro en la cola de un supermercado y alguien dice “pasen por esta caja en el mismo orden” y una señora se nos cuela con picardía. (Muy destacables para mi gusto los distintos recursos vocales que muestra zark en este tema.)

 

Para terminar the Gift. Aún recuerdo que la primera vez que lo escuché entero repetí al instante mientras pensaba “vaya sacada de chorra”. Para mi gusto, el mejor corte del disco sin ningún tipo de duda.

 

Estoy deseando que llegue el próximo 23 de Marzo para por fin verles en directo tras esta larga pausa….

 

Al final va a resultar que eso del psychometal elegante no es casualidad...

 

“Animal Queendom“:

01 – Donkey Fluffer
02 – DSM-5 [reddish]
03 – Blood
04 – Tear Me Apart
05 – Animal Queendom
06 – Enkidu’s Fate
07 – Wildcat
08 – Every Life I Died
09 – The Gift

Componentes:

Zark: Voz
Öjka; Guitarra
Floho: bajo
Gorospe: Batería

 
 

             

               TOP CONCIERTOS