Intentando no ser derrotados por la Realidad, intentando seguir adelante lo más normalmente posible, este sábado viví en directo una Leyenda del Metal Español: Easy Rider llegaba a la ciudad para desplegar su experiencia, su esencia y su técnica delicadamente brutal.

La idea me pareció positiva en varios aspectos. Te invitan a una presentación del vídeo y a hablar con la banda… siempre es interesante y positivo… Además los locales Wild Krash, para mí era oro en polvo…  Oro líquido, salvajismo, colegas y Rock… la espera se hizo eterna.

Casi 5 meses hacía que no iba a un concierto y ya las ganas iban tomando entidad propia, la verdad. Y de repente veo anunciado en Facebook un concierto de O'funkillo, para el viernes 3 de julio en la sala Malandar... ¿Que si voy? ¡De cabeza que voy!