Lo que tenía que pasar ha pasado. Tras veinte años al servicio del rock and roll y cinco discos grabados con Visitantes, ha llegado el momento de que Alberto Arnau le rinda cuentas al mismísimo Lucifer. El Diablo no compra baratas las almas y en esta ocasión el tributo le ha llegado en forma de ‘Canciones Satánicas’, un disco abrumador y absolutamente diferente con el que el turolense da por inaugurado un nuevo proyecto musical titulado Abismo