Hablamos con Rodrigo, cantante y guitarra de la banda MILK, que estarán actuando esta noche en la Sala X (Sevilla)!

      1. ¿Cómo nació Milk?

Milk surge de mi necesidad de dar salida a unas ideas musicales guardadas en un cajón de sastre desde que todavía militaba en mi anterior proyecto The Amaroses, en las Islas Canarias. Una vez aterrizado en Barcelona y teniendo que reinventarme como cantante, además de guitarrista empecé con mis dos proyectos actuales nombrados Leite y Milk.

 

  1. Milk, a nivel musical, artístico, y literario me atrevería a decir, es concepto muy poderoso, ¿cuál ha sido el secreto para conseguir una mezcla tan interesante con elementos tan tan TAN diferentes entre sí?

¡Gracias! Milk es un concepto que se ha ido cocinando a fuego lento desde aproximadamente 2016, desde entonces el proyecto ha tenido el tiempo suficiente para ir madurando hasta encontrar su forma actual tanto en lo musical como en lo visual y conceptual, con las personas adecuadas con las que parece empieza a tener vida propia.

 

  1. ¿De dónde viene esa nostalgia posapocalíptica cargada de ironía que rodea a la banda? ¿Qué influencias han contribuido? Literarias, musicales, filmográficas, virtuales…, QUEREMOS SABER.

Es algo que tampoco estaba muy planeado, a medida que le iba poniendo letras a las canciones, estaba claro que había una temática recurrente sobre el declive actual del capitalismo tardío, con un futuro sombrío acechándonos constantemente, así que diría que la principal influencia es la realidad. Lo de la ironía, me parece que es una forma de decir cosas desagradables a la gente sin parecer pedantes ni demasiado moralista. Por último, cuando surgió la idea del comic, tuve claro que la estética tenía que ser vintage, quizás porque nos recuerda de forma irónica una visión idealista del sueño americano que se tenía en los años 50 cuando se llevaba ese estilo de comics.

 

  1. ¿Habéis tenido dificultades a la hora de que el público “aceptara” la propuesta artística que es Milk? ¿O no ha sido tan complicado?

Pues no realmente, creo que, en el fondo, aunque a principios puede parecer un poco bizarra nuestra propuesta, hay un montón de influencias de la cultura popular por detrás de lo que hacemos, nos gusta buscar esa dicotomía entre lo raro y sorprendente junto a lo previsible y conocido. Además, lo que buscamos es probar que la música popular no tiene que ser necesariamente simplista o extremadamente comercial, esa es nuestra visión como banda.

 

  1. ¿En qué lugar de Europa, o del mundo, os gustaría tocar si os dieran la oportunidad?

Nos encantaría salir de gira por toda Europa, pero si hay que elegir…, Inglaterra; que de cierta manera sigue siendo uno de los lugares claves para el rock mundial.

 

  1. A la hora de escribir las letras, ¿cuál es vuestra inspiración?

Pues como decía antes, la realidad. Más que nada, no soporto ver como el 95% de las canciones hablan de amor (o sexo) mientras el mundo se va la mierda y no tenemos ni idea de qué demonios hacemos aquí, ¡hay más cosas en la vida!

 

  1. Los que tengan la suerte de ir a veros el 17, ¿qué les vais a ofrecer? ¿Qué tipo de puesta en escena les espera?

Les espera una entrada en escena muy peculiar que no revelaremos para no hacer spoiler, un nuevo look que estrenaremos en esta gira y por supuesto, mucha intensidad y contundencia.

 

  1. Si llegara ese fin del mundo tan extremadamente jodido como el que dejáis entrever en vuestras letras y solo pudieras tener un disco como acompañante, ¿cuál sería?

California de Mr Bungle.

 

  1. ¿Algo que añadir, querido?

Gracias por la entrevista, ¡fora Bolsonaro! ¡Larga vida a la suciedad!