Escribo tarde, como siempre últimamente, viendo todas las Redes arrasadas con eventos increíbles que ocurren en Sevilla. Bandas gigantes han desfilado desde febrero hasta marzo (¡y las que quedan hasta junio!), pero el 20 de febrero, un domingo maravilloso, primaveral y con más opciones para ver conciertos, en la Sala Fanatic, producido por MicroLibre, se gestó una nueva Incubadora.