Agradecemos la crónica/fotografias realizadas por Pablo Aliscar de "Esquirlas de Metal" que nos ha cedido para nuestra web.
 
“Una gran satisfacción no puede ser empañada por una minúscula pena”. Así deberíamos titular. Lo negativo lo dejaremos para luego, aspecto que un día abordaremos en profundidad recabando vuestro parecer.
            Vayamos al disfrute musical, que para eso vamos a los conciertos. Y ¡vaya fantástica noche de Rock Metal la de esta primera edición del Frontwoman Metal Fest! No sólo en cuanto a conocer nuevas bandas (sólo sabíamos de Autumn Dream) sino en lo personal, a dar con personas que nada más intercambiar un par de frases/impresiones ya sabes que son auténticas y que respiran Heavy. De ellas os hablamos al final de este artículo.
            El show del FMF resultó ser muchísimo más apetecible, convincente y cualitativo de lo que mucha gente se pensaba, quizá de esos que se quedaron en casa habiendo dudado asistir sin mucha convicción. Y se perdieron una espléndida velada de esas que piensas cuando estás disfrutándola: “¡Joder, qué bandazas! Si hubieran venido…”
Ya con la banda que tiraba de la persiana del evento, La Señal, me llevé una tremenda satisfacción. Esperaba un Rock sencillito sin mucho músculo y poco más tras oír un par de temas previamente, y me encontré con una auténtica banda de Rock genuino, de corte social, letras comprometidas y carácter sobre el tablao. Auspiciado y bien arropado el combo onubense por su veintena de amigos/as y familiares, desde el principio se les vio sueltos, con ganas de reivindicarse y disfrutando el momento (difícil tocar en su Onuba natal). 

El pasado viernes 20 de enero se dio cita en sala Fanatic dos grupos de altura. 

El primero Evassion una de nuestras bandas legendarias a las que he tenido el placer de cubrir en una ocasión, además en su aniversario cosa que fue un gran acierto y disfrute extra.

Y la otra banda La Dama de Hierro, un grupo tributo que como su nombre indica hacen honor a los todopoderosos Iron Maiden.

La noche pintaba estupendamente, algo fría como de costumbre en estas fechas… Pero pintaba muy bien. Uno de los inconvenientes era que el bolo tenía fechada la hora a las 21:00 pero por ausencia de público y por haber realizado las respectivas pruebas de sonido bien entrada la 20:00 de la noche. Decidieron retrasar la apertura hasta las 22:00 + 20 minutos de espera para que el primer grupo saltara al escenario.

Ante todo pedir disculpas por la tardanza en la elaboración de esta crónica y pedir disculpas a ambas bandas por dicha espera, problemas ajenos a la organización de Sevillametal (Daniby Serrano) y (Janet Molina) Fotógrafa de la página.

Pero vamos a lo que nos interesa…

La noche del 10 de diciembre como es costumbre en invierno era fría, pero el evento que íbamos a presenciar tenía una pinta increíble. Dos bandas de tributo con gran puesta en escena y nivel musical para llevar a nuestros ojos y oídos toda la esencia de esas dos emblemáticas bandas que hacían honor a sus tema e historia musical.

Se trata de Bad Name (Tributo a la legendaria banda Bon Jovi) y a Dark Light (Tributo a los góticos finlandeses HIM). Pues nada ya hechas las presentaciones podemos meternos en materia y adentrarnos en los que estas dos grandes bandas tributo nos ofrecieron la pasada noche del 10 de diciembre.

Bad Name fueron los primeros y vaya forma de hacerlo, con el legendario tema Livin´ on a prayer tocada a la perfección, hasta incluso echando mano del extraño distorsionador instrumental que Richie Sambora se sacaba a menudo de la manga.

Tras este comienzo la banda continua su andadura por el set list con el tema You give love bad name, hay que señalar que esta banda hizo delicias sobre el escenario y que a cada tema el público se iba calentando más y más.

Con esta pieza una de mis favoritas el cantante Jaime interactuaba incesantemente con el público pidiendo su colaboración mientras toda la banda y vuelvo a decir toda… tocaba a la perfección este gran tema.

Con Wanted dead or alive bajaron el termómetro para adentrarnos en esta increíble semi-balada de esta gran banda americana… Pero vamos poco muy poco tardaron en echar la sala abajo con su siguiente tema It's my life además como hay que tocarlo entrando la guitarra de Antonio dejando partes de silencio golpeado por  el eco del siguiente tono  y recibiendo respuesta de su otro compañero de fatiga Diego que fueron calentando la maquinaria de este increíble tema que todos los asistentes corearon al unísono… Una gozada vamos, ni más ni menos jejejejej.

             

               TOP CONCIERTOS