Ni el cansancio de hacerse cerca de mil kilómetros desde Alicante y Zaragoza en el día para llegar a la capital hispalense de Lándevir y Salduie. Dieron un bolo en Sevilla con clase y solera, como poco, para un público entregado y agradecido que corearon disfrutando cada canción.

El centenar largo de personas que asistieron a la sevillana Sala X en la noche de Todos los Santos pudieron disfrutar de un conciertazo y ver entre el público muchas caras conocidas donde en todo momento reinó un ambiente de cordialidad y cariño hacia ambas bandas. Lejos de verse afectado por la cantidad de eventos programados durante esos días, estos beneficiaron la criba de público para que fuese de una calidad inmejorable y un nivel cultural bastante alto en donde no solo se habló de música, sino de Historia, de técnicas didácticas y otros temas no al alcance de cualquiera.

Con puntualidad más que aceptable, dio comienzo un concierto en el que el mimo y la profesionalidad de Lucas Toledo, uno de los técnicos de sonido con mejor oreja y mejores manos, sacó partido a las posibilidades de la sala para que el sonido fuera la menor de las preocupaciones de los que serían los protagonistas.

Lándevir, folk rock deliciosamente adictivo.

Con experiencia de haber tocado el año antes ya en Sevilla, tomaron el escenario los alicantinos con “Buscando el paraíso”, tema que abre Desde el silencio, su último trabajo editado en 2018. Derrochando energía, no necesitaron mucho más para hacer cómplices al público durante toda la actuación.

Releyendo el setlist y analizando la actuación a posteriori, se vio que combinaron, con buen tino y mejor gusto, temas más movidos con otros más tranquilos durante el transcurso de la primera parte dando una de cal y otra de arena mientras avanzaban hacia el ecuador del repertorio acompañados por un público que no paraba de canturrear y bailar.

Y se llegó, casi sin darnos cuenta, a la primera colaboración, Gabriel, de Ars Nova XIV. Se puede decir que esta banda comparte bastantes rasgos de estilo con Lándevir, de ahí la buena sintonía entre banda e invitado. El tema que interpretó de manera magistral a los vientos fue la instrumental “Noches Celtas”, atemporal y simplemente exquisita.

De aquí en adelante, ya no habría tregua sacando esa garra rockera, que es sello identitario propio, y que rubricó la colaboración de Memphis Jiménez, vocalista de Pinball Wizard, la cual hacía pocos días que había anunciado su primer trabajo en solitario, Apágalo.

El directo de Memphis fue una buena actuación en la que la voz femenina, aparte de su azulado cabello, puso el punto de color a un concierto que cerró con una interpretación de “Las Mil y una Noches”, uno de los temas más celtas y puramente folkies señeros de la banda. En este tema, subieron al escenario al Abogado del Diablo, Enrique Montiel, quien acompañó a la banda con este gran tema.

El público pidió otra canción más, pero Lándevir se ciñó de manera escrupulosa en tiempo y forma al setlist y, con pesar, dieron una negativa. Agradecieron sinceramente al público que fue, y a los que habían optado por ir a otros conciertos. Gesto que, de manera elegante y con mucha clase, hacían mención a algo que no se les había pasado por alto.

TVRMA SALLVITANAM SEMPER IN CORDIBUS ET FILII FLUMEN BAETIM TRANSFERT.

El cambio de escenario de una banda a otra se hizo con precisión y rapidez, por lo que apenas si hubo que esperar entre banda y banda. Con una actuación muy bien preparada y a conciencia, se creó la atmósfera épica con la intro de Viros Veramos justo antes de subir al escenario comenzó la actuación de Salduie cumpliendo estrechamente con los horarios previstos.

Fue empezar a sonar la música y los que habían salido un instante a la puerta en el cambio de escenario tras la actuación de Lándevir, entraron rápidamente, aunque buena parte de los asistentes ni se movieron del sitio esperando con ganas la actuación de los maños.

Con fuerza, “Sedeisken” puso en movimiento a los asistentes que firmaron con facilidad el pacto ficcional de la ambientación que sabían crear en sus conciertos. Este tema fue el elegido para dar a conocer el álbum, precisamente, por la riqueza interpretativa, de matices, juegos corales y trabajo técnico, aparte de ser nexo entre los anteriores trabajos de la banda y el nuevo que estaban presentando, en esta ocasión, en Sevilla.

Temas de los tres álbumes publicados por la banda se fueron sucediendo mientras los rostros entre el público reflejaba la felicidad de verlos en directo; pues se sabe que Salduie es de esas bandas que se hacen querer allá por donde van. Fue todo un espectáculo ver la interacción del público en cada tema coreando, con los pogos, el correspondiente wall of death que nunca falta en sus conciertos, y que involucra a todo el público, y bailando hasta hacer una rueda cogidos de las manos, algo más propio de los conciertos de folk que de los conciertos de la música metal.

Hubo varios momentos dignos de comentar durante el concierto, pero ninguno como los de las colaboraciones de Imanol, voz de Nocheterna y Bethany, voz de Wild Chain y Kaelis los cuales hicieron unas intervenciones fuera de serie, que aún más si cabe, hicieron brillar los temas de “Viriato” y de “Las Crines De Epona”, respectivamente.

Hay que ser honestos y resaltar la fuerza de la actuación de Imanol y la intensidad de Bethany, la cual, tras terminar su intervención, entregó a la banda una cinta conmemorativa de su paso por la capital hispalense para que lo coloquen en el estandarte de guerra que les acompaña desde los dos conciertos que dieron en el Leyendas del Rock 2019 poniendo así uno de los puntos más emotivos de la noche.

El tramo final del concierto fue toda una declaración de intenciones y la traca. “Carus de Sekaiza” llevó el nivel a lo más alto haciendo que la sala se dejase la garganta con el estribillo haciendo ruido como si hubiera el doble de gente donde “nombraron casus belli los muros de Sekaizaaaaa…” aunó todas las voces. Pero sobre todo, retumbó ese espíritu guerrero que esta letra aviva.

Hubo que tomar aliento un instante para sacar adelante “R.N.T.P.”, no sin antes hacer la presentación de rigor que precede a esta bestialidad de tema: “No sabemos si en Sevilla se paga a los traidores PERO EN SALDUIE NO”. Esa rabia contenida que todo el mundo lleva dentro al presenciar las injusticias por conseguir poder o ganarse el favor del poderoso de turno, se desbordó hasta llegar a “Numancia”.

Agradeciendo, como hizo Lándevir, la asistencia de los presentes y reconociendo que contra otros eventos no podían competir, pero que como los habitantes dela ciudad celtíbera de Numancia, que pasó a la Historia por resistir el embiste romano durante 20 años, se dejarían la piel por los que los apoyaban hasta el final.

De esta manera tan directa, sin cortapisas, pero con modales exquisitos, demostraron clase, solera y el cerebro entre las sienes de quienes están seguros de su trabajo, de su calidad y de la legitimidad de su causa.

Sevilla al final no pagó a traidores.

Son muchas las anécdotas que se pueden contar del concierto, pero esas se quedarán en el tintero y en el recuerdo por mucho tiempo de los que allí estuvieron y compartieron con las bandas aquel momento.

No hay quejas por la asistencia de público que, desde luego, no se puede pedir más a una ciudad tan especial como Sevilla. Y como se suele decir, el cliente tiene siempre (por defecto) la razón. Ver entre el público a profesores de historia, a algunos de los componentes de Saurom y a otras personalidades en el mundo de la cultura, que va más allá de la música, da un subidón muy grande porque no solo es que el vulgo (que es feliz escuchando en necio para darse el gusto) reconozca el trabajo de estas dos pedazo de bandas sino que la élite se rinda a sus pies allá donde van a tocar y llega su música.

Honestamente, cabría esperar menos asistencia partiendo del principio de que había otros eventos anunciados para el mismo día, pero no. Igual no hubo un lleno forzado pero sí hubo una asistencia decente y muy buen ambiente, que es lo que hay que valorar y tener en cuenta.

Promotor: Neg Management

Día: 2019-11-01

Hora: 21:00

Sala: Sala X

Ciudad: Sevilla

Teloneros:-

Puntuación: 8

 

Fotos: Juan Esteban Jordi Páez , Pedro Ruíz, Pedro Danta // Crónica: Ana Doblado


             

               TOP CONCIERTOS