Antes de empezar esta review debo confesar que soy un poco parcial. Aún recuerdo ese día de 2014 donde mientras trabajaba mi amiga Rosa me mandó un enlace donde pude escuchar la canción Mother Storm (con intro incluída) y casi no me mandan a casa desde el trabajo por estar haciendo ruidos extraños con los pies.

“La voz de esta muchacha me suena...” seguido de “me suena mucho a norwyz” y al poco tiempo se convirtió en mi disco de cabecera durante los dos siguientes meses de trabajo. Durante ese verano tuve la oportunidad de ver Docka un par de veces y eran un ciclón.

Por eso, cuando me enteré que estaban preparando un crowdfunding para financiar el disco no dudé un instante en colaborar.