Hay muchos grupos de lo que se denomina Gothic metal, todos tienen su ración de melodías, composición sinfónica y la dualidad hombre/mujer en la parte vocal; pero en el caso que nos acontece Saltimbankya da una vuelta de tuerca espectacular.

 

Llevando al extremo la parte lirica en la voz femenina digna de un palacio de la opera y enmarcando los guturales masculinos en un ámbito que agradan tanto a los defensores como detractores del estilo. En la composición musical, su estilo se aleja del gótico para adentrarse en la opera rock con un acierto digno de los clásicos del estilo, sin perder un ápice de fuerza y energía.
En este disco “ Pomba gira´s vision” podemos encontrar una amalgama cohesionada de sensaciones y emociones hechas canción. Cada pieza nos provoca sensaciones no solo mentales, sino que logran que su música tenga un efecto físico al escucharlas y eso amigos, es digno de alabanza.


Tras el inicio más evocador que recuerdo en un disco ( casi podía ver al voceador incitarme a entrar en el circo, para disfrutar del espectáculo) “Asylum” nos abre las puertas a este mundo tan personal que han creado, con una pieza movida, llena de energía invitándonos a permanecer atentos a cada parte del espectáculo que se nos ofrece.

Una pieza del metal opera cargada con la fuerza del metal preciosista mas exquisito y movido que podríamos pediR Con “Seven of  crowds” Nos adentramos en la mezcla mas identificable de los 3 estilos que definen (a mi entender) este disco. Llevando un tiempo perfecto para la inclusión de opera, metal y gotico/melódico, la voz pura y cristalina se deja arropar por los coros guturales justos, en un segundo plano pero sin palidecer, provocándonos un erizamiento de la piel en uno de los estribillos mas bonitos que he tenido el placer de escuchar, meciéndonos suavemente pero con energía durante todo el devenir de la pieza.


Y con “The law of God” el calor y la nostalgia nos abraza, envolviéndonos con su voz y la suavidad de unas notas mimadas en extremo. Pocas veces una voz es tan musical que podría ser perfectamente el instrumento único de la composición, hipnotizándote con su frecuencia y su ritmo, perdiéndote en su dulzura y en torrente de emociones que invaden nuestra alma al escucharla, adentrándonos en un estado de paz y tranquilidad que va adquiriendo énfasis y vitalidad a medida que la orquestación instrumental se hace presente, patente y consciente, aunándose a la esencia creada por esa voz que una ve mas, se aloja en nuestro interior, pasando de dulzura a espíritu en un instante  “Phantons inside me” nos devuelve a la agitación, al estado de emoción alterada y viva del que su anterior pieza nos alejaba.

Una vez mas la comunión de las voces es impecable, pero el secreto de este regalo musical es la inclusión de un sonido más moderno y “electrónico”, que en los momentos adecuados dota de una personalidad propia e impecablemente ejecutada y que hace aun mas especial el estribillo que nos invita a seguir un empuje anímico que nos invade a medida que lo escuchamos.


“ A new beginning” es una pieza llena de energía positiva, desde el primer grupo de notas tanto instrumentales como vocales, el motivo positivo de este tema nos alcanza hasta en el rincón mas escondido de nuestro propio ser, estrofas pausadas cargadas de un ritmo encantador dan paso a una explosión de fuerza y empujes anímicos que entrando por nuestros oídos y alojándose en nuestro pecho, nos hará cantar al unísono con ellos durante todo el transcurso de la canción “ Contigo hasta el final” es otro ejemplo de como unen de una forma tan natural los estilos tan bien definidos y dominados de este trabajo. El cambio de energías es tan chocante como el uso del castellano frente al ingles usado en el resto del trabajo.

La sensación, tanto del mensaje como de la música, es una oda a la sensibilidad tan especial que impregna a este disco; un conjunto de calidez, añoranza, esperanza y pasión creados a raíz de dos voces, unas notas suavemente extraídas de unos músicos de nivel y con el roce suave de nuestro idioma, eligiendo no solo las palabras, sino las ideas justas y adecuadas, para hacernos sentir dentro cada segundo del mensaje creado.


“The rising of lady Darla” cierra este ciclo otorgándonos otra vez esa mezcla de sonidos cuasi electrónicos, modernos y frescos, aderezados con la energía y la fuerza del metal con el que nos recibieron en su primer tema sin olvidar el tinte operístico de todo el disco.

Un broche final que demuestra que este trabajo esta repleto de sorpresas, ofreciendo un estilo diferente y al mismo tiempo idéntico al resto del disco, una fusión perfecta de modernidad y clasicismo, de composición musical y letras de un nivel muy por encima de la media y que mantiene la misma implicación musical y emocional de todo el trabajo, con un estribillo una vez mas que se aloja en nuestra cabeza y se despierta en nuestras bocas, coreándolo casi inconscientemente a medida que lo vamos escuchando.

El conjunto general es sublime, tentador e hipnótico. Un trabajo que a nivel de conjunto es más que solido, férreo y a nivel individual un acierto sin pausa.