Los que petamos nuestro altavoz con voces guturales estamos de celebración. El pasado 06 de noviembre se estrenó el segundo álbum de Fuck Division: “Ojos que ven, corazón que no siente”.

.be">

 ¡Saludos Visitantes! 

Los que petamos nuestro altavoz con voces guturales estamos de celebración. El pasado 06 de noviembre se estrenó el segundo álbum de Fuck Division: “Ojos que ven, corazón que no siente”, título que hace alusión al refranero español con un toque crítico y rebelde.

 

Esta joyita ha sido grabada y pulida en los Estudios 51 con la colaboración de  Iván Ibáñez.

 

Lady Stone Music ha hecho un muy buen fichaje con estos toledanos simpatizantes del nu metal, del metalcore y del groove metal que, para suerte nuestra... ¡nos cantan en castellano!

 

Si te sorprendiste con su vídeo del tema “Asalto” en el que se desborda un río de furia y energía (con la colaboración de artistas del calibre de Miriam de Vita Imana o Patricio Babasasa de Stravaganzza), su nueva grabación del videoclip “Monstruo Interior” no te va a dejar indiferente, y aún menos el vídeo de Lodo que está recién salido del horno.

 

Si me permites la referencia culinaria, te diré que si Fuck Division antes eran deliciosas tapitas de chorizo picante y ahora se están convirtiendo en un solomillo ibérico hecho a fuego lento en un horno de piedra. Y su nuevo álbum te lo demostrará.

 

Tenemos que destacar la portada del álbum, elaborada magistralmente por elarbolgris: en ella aparece la cabeza cortada de un muñeco de ojos saltones en medio de un desierto destruído. 

En la contraportada se ve que el detonante del estropicio fue la música de Fuck Division, simbolizada por una bomba aérea, junto a la cual  aparece un oso polar, que simboliza, como bien nos explicó Jacin (guitarrista) en la rueda de prensa, el calentamiento global. 

 

Tanto los símbolos como la temática recuerdan a las portadas de los discos de KoRn en el que suelen aparecer como protagonistas niños en situaciones complejas, confirmando la influencia de los padres del nu metal en el metalfuck de Fuck Division.






Los temazos:

 

  1. Intro
  2. El Enviado
  3. Fénix
  4. Monstruo Interior
  5. Lodo
  6. A tu sombra
  7. Por qué?
  8. Todos
  9. Caronte (Bonus Track)




Intro:

 

Su comienzo me recuerda al comienzo de Asalto debido a los acordes estilo stoner rock o incluso grunge acompañados por  sonidos de la naturaleza, para romper en lo que ellos denominan metalfuck music.



El Enviado:

 

¿Conoces a alguna persona envidiosa y aburrida que pone verde a los demás porque  no tiene nada mejor que hacer? Pues de eso va este tema.

 

Korpa, el vocalista, es muy expresivo aquí, con registros que me recuerdan al vocalista Dani Filth de Cradle of Filth. 

 

El estribillo tiene un rollito oriental a lo System of a Down que nos conecta con nuestras raíces medievales. 

 

Hay que destacar el toque de Kappo, el batería, que se ve influido por el black metal y sus recurrentes blast beats

 

Este tema llega a su climax cuando Korpa grita de manera épica tus ojos sangrarán. Es una canción con mucha fuerza, muy poderosa y expresiva, con unos acordes de guitarra que se ven en los primeros tiempos de KoRn, especialmente al final.

No puedo esperar a disfrutar de este tema en directo.






Fénix:

 

Pese a la fiereza de este tema, me sorprendió que las letras sean tan positivas: 

 

“Y volé 

llegando al sol

noté el calor

siento la brisa,

el esplendor.

No me asombro,

pues me empujó la ilusión,

seguí creciendo con tu voz.”

 

No es Quevedo, no. Tampoco se trata de Mister Wonderfull. Es …. ¡Fuck Division!

 

Se trata de un fénix que se sacrifica y arde movido por otra persona o por alguna motivación que lo hace crecer y evolucionar.

 

Me alegra que se hayan atrevido a conjuntar el metal extremo con mensajes positivos y motivadores. 

Para un fan del nu metal es emocionante escuchar un tema así, ya que nos llega a impregnar de una sensación increíble y enérgica con buena música. Se fusionan perfectamente.

 

El bajo M. Iván y la guitarra nos hacen revivir a clásicos del nu metal como System of a Down o Papa Roach.

 

Puedes imaginar el vuelo del fénix hacia arriba gracias a sus potentes acordes.



Monstruo interior:

 

Va de los demonios interiores que no se pueden controlar pese a ser conscientes de que están atrapados dentro de nuestro ser. Los ritmos tienen reminiscencias de death metal.

 

El videoclip es muy expresivo y se centra en la problemática de las adicciones.

 

Lodo:

 

Lodo fue el tercer videoclip de este álbum. Es un rollo muy a lo fuckmetal progresivo.

 

Hay que tener en cuenta el potente shriek de Korpa en el estribillo cuando grita “ya me harté de todo”a lo black metal, con una voz rasgada y aguda.

 

La temática es bien clara: se critica la política nacional de hoy en día. En el vídeo verás una dura crítica a personajes muy conocidos en la actualidad, representados magistralmente por Leo Traverso.

 

A tu sombra

 

Esta es la canción que me resultó más melódica. Nos habla de agonía y de locura con muchos acordes típicos del nu metal adornados por riffs progresivos de gran calidad. 

 

¿No te parece en este tema que Fuck Division es el hijo revoltoso de dos años de Pantera?

 

Por qué?

 

Su comienzo, que recuerda al estilo clásico de KoRn, juega con numerosas distorsiones. 

Este tema podría tratarse de un amor no correspondido. A destacar tenemos el sonido gutural de Korpa cuando grita “te quiero”. 

 

Premio especial al trabajo de Kappo, el batería, que se luce aquí. 

Me pregunto si la frase “me atraparon sin piedad” querrá decir que al pobre lo tienen  bien cogido por…. Quizás esta duda se resuelva en un futuro próximo.



Todos:

 

Muy stoner y grunge al principio. Si cierras los ojos podrías visualizar a Alice in Chains transformándose en black metal. 

Habla de una vida sin control con un estilo que recuerda mucho a Metallica y Pantera o incluso a Cradle of Filth gracias a los guturales de Korpa. 

 

Se reflejan muchos miedos y desesperanza, podrían estar hablando de política al decir  “miles de personas han caído en tu error”

 

En este tema nos sorprenden con un solo de guitarra ochentero al que no estábamos tan acostumbrados en el metalfuck.





Caronte:

 

Se trata de un bonus track que realizaron junto a Jeremías el Babuino y Sin más. 

Esta vez nos adentramos en la mitología griega y la muerte (temática muy black metal). 

Caronte se alimenta de los lamentos mientras conduce a las almas por la Laguna Estigia hacia su destino en el más allá. 

La letra es exquisita, expresiva y con buenas rimas y la base rítmica y la composición instrumental creadas por Jacin no tienen parangón.

 

Para concluir, me gustaría comentar que este álbum nos habla de la vida misma, con las derrotas y las dificultades que alimentan nuestros monstruos interiores pero que hacen que al final renazca nuestro fénix interior con energías renovadas para plantar cara a cualquier cosa que se ponga por delante.

No dudes en pillarte el disco. Pero ten cuidado porque a más se escucha, más engancha. 

 

Ahora me siento como el protagonista de Monstruo Interior, muy enganchada al metalfuck.

 

La Visitante de la Música

 


             

               TOP CONCIERTOS