Hoy os traemos la review de Spiral, el cuarto álbum de la banda onubense Bolu2 Death, una banda con base metal y hardcore capaz de fusionarlos con estilos tan diferentes como la electrónica y el flamenco.

Estamos impacientes por analizar su nuevo álbum - con un poco de retraso, sí lo sabemos :( - , ya que su anterior trabajo “Dualitas” (2016) tuvo una gran aceptación, llegando a festivales como All Star Fest, Black Lotus Fest y el nada más y nada menos que Resurrection Fest (2017). Actualmente la banda está compuesta por Mario Lerida (voces), Jose Luis Corrales (guitarras), Juan Miguel (bajo) y Francisco Llévenes (batería), tras un cambio de formación en 2015. Nacida en 2009 como un proyecto paralelo, bajo su antigua formación cuentan también con otros dos álbumes: “AVIATE” publicado en 2011 al que seguiría “MASTICA TUS DIENTES” un par de años después. Sin más dilación, nos zambullimos en la escucha.

El disco arranca con el tema (0), una intro instumental con un sonido muy ochentero. Sin querer no he podido evitar acordarme de la serie Stranger Things, con esos toques electrónicos y misteriosos que rápidamente dejan paso al primer tema lírico, Nace, Crece y Muere. Este tema arranca con voces guturales y distorsiones desgarradoras, dando un poco de respiro a tanta tralla a mitad del tema con algunos guiños de rap metal.

Con We Bleed, We Fight nos presentaron su segundo videoclip, un tema que comienza con una atmósfera oscura y con cambio de idioma al inglés. Con base electrónica y un ritmo muy comercial y pegadizo, es un tema que probablemente se disfrutará enormemente en directo. La verdad es que, con solo tres temas, me parece un álbum muy camaleónico, con grandes cambios rítmicos, vocales o incluso idiomáticos.

Con un inicio demasiado tranquilo (algo tramarán) comienza Smells Like 90´s Spirit en guiño a tan característico tema que todos estamos pensando. Como vaticinaba poco dura este break melódico, guitarra y batería rompen enseguida la breve calma antes de la tormenta de riffs y voces de nuevo guturales. Un tema bilingüe de ritmo pegadizo que no te dejará quedarte quieto en absoluto. Lo incluyo también entre los temas que me gustaría verles en directo.

La intro de Todo Y Nada vuelve a conectarnos con el primer tema del disco. Electrónica pura en acción con un toque muy industrial. Me temo que como sigamos así, tendrán que tocar todo el álbum en sus conciertos.

Con Forgiveness Bolu2 Death nos dan un poco de tregua tras tanta caña, menos mal! Vuelven los ritmos melódicos, voces limpias y punteos espléndidos. La séptima pista, (Vortice), es un tema instrumental precioso, con una atmósfera de calma que se rompe para el cierre a manos de la batería.

“I Am Doomed” nos deleita con unas voces bestiales, combinadas a la perfección con esas cuerdas salvaje que son especialmente brillantes en este tema. Por fin en Los De Arriba vemos ese toque “flamencore” del que tanto habíamos oído hablar. El tono flamenco deja muy pronto paso a un ritmo duro y áspero, pero no desaparece en el estribillo. Un tema híbrido, la montaña rusa de los temas.

Statues nos sorprende desde el inicio, con un tono más calmado pero alternativo. Fue el tema elegido como introducción del disco antes de su lanzamiento, pero desde luego, no da pistas suficientes para adivinar todo lo que podemos encontrar en el álbum completo.

Se mantiene la tranquilidad que nos precedía en este Bury Yourself instrumentalmente hablando, porque las voces  no dejan el tono violento y enfurecido. Estos dos últimos temas evocan en mi recuerdo grandes bandas que explosionaron en los 90.

Comienza la despedida del álbum, y su penúltimo tema A.R.R. nos lo recuerda. Un tempo lento, música meláncolica y una narración oscura pero con un mensaje muy positivo. Supongo que habrá sido su lema durante estos años: “aún puedes ofrecer más aunque cueste”.

Y cerramos el ciclo (como toda espiral) de nuevo con una amalgama de estilos en el homónimo del álbum Spiral.Muy similar en estilo general a Statues y Bury Yourself, encontramos de nuevo toques flamencos, percusiones, nu metal y todo lo que podáis imaginar. Y cuando la espiral parece acabar, vuelve un guiño al primer tema. Sin duda un cierre espectacular que nos transmite que la espiral nunca se acaba!

En definitiva un trabajo fascinante. He de decir que algún tema se me quedan flojo, pero no por el tema en sí, sino por agravio comparativo con grandes temazos. Lógicamente es difícil mantener ese éxtasis durante todo un disco. Pero en definitiva un álbum muy completo, en el que tendrás la sensación de estar escuchando varias bandas porque es imposible creer que tal ambivalencia pueda provenir de un solo grupo.

Texto: Inma Quijano

 

 


             

               TOP CONCIERTOS