Grabado en Cádiz, en el estudio 79, el primer trabajo de Zombi Dei contiene seis cortes con un estilo que mezcla detalles del funk y del metal con otros como el rap y el hiphop, estos últimos principalmente en las voces.

El sonido global en su parte instrumental resulta fresco y compacto, con ritmos y melodías pegadizas que entran fácilmente, y con un bajo especialmente elaborado llevando las riendas de los temas en buena parte de ellos, sobre todo en los que rezuman más estilo funky.

Sobre esa base, la guitarra aporta el contraste más rockero, con pinceladas de estilos diversos ejecutadas de manera muy interesante, con soltura y sin adornos, de manera que se complementa perfectamente, y sin camuflar, al elemento que marca la diferencia sobre el resto haciendo de hilo conductor de las canciones: las voces.

Y es que cada canción viene cargada con toneladas de letras mordaces, escupidas y esculpidas a un ritmo trepidante, que obliga a no desconectar ni medio segundo para no perderse cada mensaje o cada palabra, y que, incluso prestando aguda atención, se ofrece a repetidas escuchas para captar el contenido en su amplia magnitud.

En estas letras, pocos temas de la actualidad quedan sin abordarse, aunque sea desde una mínima referencia, ya sea política, económica, social, religiosa, etc.

Sin que sea un punto negativo, lo que queda claro es la importancia del mensaje, y que ese mensaje se transmite bajo las premisas habituales del rap, con todo lo que ello conlleva a nivel vocal. ¿Qué significa eso? Pues que si vienes mayormente del mundo heavy, no encontrarás aquí los habituales “gorgoritos" ni otras características similares habituales en el mundo del metal. Como digo, esto no es ni positivo ni negativo, quedando el veredicto final en manos del consumidor, como siempre.

En resumen, el resultado de este trabajo es interesante en su conjunto, con un sonido atractivo, unos mensajes muy gamberros y una actitud muy irreverente por los cuatro costados que seguro atrae a los amantes del género.

LO MEJOR:

  • El sonido fresco de los temas.
  • El humor de muchas letras.
  • El bajo, y sus habituales momentos de slap.

LO PEOR:

  • En determinados momentos, la guitarra se siente algo solitaria.
  • Que no te guste el rap (¡problema tuyo!).

 

Zombi Dei lo forman:

  • Baterías: Fran Santamaría
  • Bajos: Cecilio J. Cirre
  • Guitarras: Miguel A. Salvatierra
  • Voces: Sinker y Jotab.

             

               TOP CONCIERTOS