Desde el pasado 19 de septiembre tengo en mis manos la ep que sirve de carta de presentación a Kolasi. Esta banda, que lleva poco más de un año en escena y que irrumpió de manera impresionante en el panorama local durante el Navideath 2017, ha ido ganando posiciones a pasos agigantados pero con firmeza desde que pisaron el 22 de diciembre las tablas de la sala Custom.

Con un estilo muy personal, creado a partir de infinitas influencias y de la experimentación sonora (los veo como unos auténticos alquimistas del metal), han ido dando a estos primeros cortes que recoge Ephemeral, el cual se llena de rasgos sensaciones que van desde la desesperación existencial a la profundidad a los simples sentimientos cotidianos.

No hay más que ponerse el cd una vez para poder ver la cantidad de sentimientos encontrados que se pueden percibir.

 

Un ejemplo es el primer tema y el que le da titulo al EP. “Ephemeral” transmite agobio, desesperación en algunos puntos pero si se bucea, es una letra hermosa, llena de esperanza, llena de buenas intenciones. A mi me gusta definir a este tipo de temas como ROSAS, rodeado de espinas, la delicadeza compositiva se hace fuerte, poderosa, imparable.

 

Sin embargo con más rabia contenida, con menos tacto, "Primetime" desata toda su artillería mediante una concatenación de ritmos precisos (ahí se ve la maestría en los ensayos y durante el proceso de composición). Por momentos, es un tema que por su sentido literario y ejecución bien pudiera ser americano, de ese género que resulta tan sumamente extraño como es el que suelen etiquetar como “groove” metal.

 

No me cabe la menor duda de que Primetime es una de las insignias de la banda que la harán llegar lejos, que harán que se les conozca por él. Merece la pena escucharlo en el coche a todo volumen cuando sales del trabajo de mal humor.

 

Sin embargo, en “Live for God” vemos una dinámica mucho más intimista en la letra pero mucho más abierta en la composición instrumental en la que los ritmos de suceden en una gradación ascendente creando una sensación que provoca un vértigo exasperante muy en la línea del groove, muy americano.

 

"Rise of the Nightmare" es el tema central aún más relajado pero sin perder fuelle, lo mismo que en tema y forma Cosmos, en contrapunto, quieren marcarse un guiño con las líneas de metal más duro clara influencia de Sepultura y sobre todo, con la agresividad de Rammstein. Líricamente hablando, es la más completa y compleja jugando con dobles sentidos y con el desasosiego del ser en una sociedad asfixiante.

 

 "Cosmos" el final y no es el peor tema, sino lo contrario, viene siendo el colofón y rúbrica que viene a reforzar las intenciones de una carta de presentación muy decente, muy clara, muy bien estructurada y muy muy contundente. No dejan resquicio de duda alguna estos señores de lo que están aprendiendo, de lo que vienen a hacer y de cuál es el lugar que quieren ocupar en el mundo de la música.

 

Fuera aparte del honor que ha supuesto hacer esta review pues un trabajo Nobel en el que te están mostrando con todo el amor del mundo lo que durante tanto tiempo les ha costado hacer, me une a este proyecto una relación especial de admiración profesional y personal ya que es de las bandas que he estado viendo crecer desde que los conocí en diciembre de 2017.

 

Por mí, tendrían la Máxima nota pero he de ser fiel y honesta y limitarme a dar una valoración Justa y es de 8,49 de 12. Espero todo de ellos en el álbum y espero que entonces puedan superar el 10z

 


             

               TOP CONCIERTOS