El clásico de la carrera de Bruce Dickinson, Tears of the Dragon, tiene una versión folk en la voz de Aline Happ. Con una fuerte influencia del crossover clásico, la voz melódica y poderosa de Bruce es reemplazada por la dulce voz de Aline Happ, conocida por su trabajo frente a Lyria.