LA MÚSICA HA SIDO SECUESTRADA

Paralizada junto a tantos otros sectores, las bandas han abandonado sus sueños y pasión como algo lejano. Todo queda suspendido en esta incertidumbre mortecina donde solo escuchas: "¡No puedes avanzar! ¡No te muevas!"

Hace muy poco, Alexi Laiho, líder de Children of Bodom, nos dejaba sin mucho ruido. Víctima de una lenta enfermedad. Se apagó como se apaga hoy la música, pero dejándonos un aprendizaje:

Todos moriremos algún día, pero nuestro legado, grande o pequeño, puede dar aliento a los que siguen en pie.

Raven's Gate: "Muchas gracias por darnos tu magia y tu rabia, Wildchild" Este es nuestro homenaje.


             

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

facebook like box joomla